Destacado

QUE EST√Ā PASANDO…

 

 

 

CRN

Anuncios
Destacado

My coffee Box: La voluntad no sabe de fracasos, sabe a caf√© ‚ÄĒ Lupa Pol√≠tica ‚ÄĒ Reporteros en Movimiento

La historia de Luis Miguel Couti√Īo, co fundador de My Coffee Box, es la evidencia del viejo dicho popular repetido hasta el cansancio: ‚Äúpersevera y alcanzar√°s‚ÄĚ; es tambi√©n una llena de desventuras en el mundo empresarial que cuenta ri√©ndose de s√≠ mismo. Con un cementerio de fracasos tras de s√≠, Luis Miguel tiene el orgullo¬†[‚Ķ]‚Ķ

a trav√©s de My coffee Box: La voluntad no sabe de fracasos, sabe a caf√© ‚ÄĒ Lupa Pol√≠tica ‚ÄĒ Reporteros en Movimiento

CRN

Destacado

‚Äú¬°Queremos flan!‚ÄĚ: Un humorista argentino burla a quienes piden planes sociales y Macri se suma ‚ÄĒ La verdad oculta

Mauricio Macri brinda un discurso en la quinta presidencial de Olivos, provincia de Buenos Aires (Argentina). Marcos Brindicci / Reuters El… Vía La Verdad Oculta http://j.mp/2o5cskC

a trav√©s de ‚Äú¬°Queremos flan!‚ÄĚ: Un humorista argentino burla a quienes piden planes sociales y Macri se suma ‚ÄĒ La verdad oculta

CRN

Destacado

CLAUSURAN OTRAS DOS MINAS QUE TRABAJABAN EN LA ILEGALIDAD EN EDOMEX ‚ÄĒ Reporteros en Movimiento

TOLUCA, Edomex, 24 de agosto de 2018. En virtud de que no contaban con su Dictamen √önico de Factibilidad, personal de la Procuradur√≠a de Protecci√≥n al Ambiente del Estado de M√©xico (Propaem) clausur√≥ dos minas ubicadas en los municipios de Calimaya y Xonacatl√°n. Se trata de la mina ‚ÄúLos Gavilanes‚ÄĚ, ubicada en el paraje¬†del‚Ķ

a trav√©s de CLAUSURAN OTRAS DOS MINAS QUE TRABAJABAN EN LA ILEGALIDAD EN EDOMEX ‚ÄĒ Reporteros en Movimiento

CRN

Destacado

MAESTROS PIDEN GARANT√ćAS DE CERTEZA LABORAL A ESTEBAN MOCTEZUMA ‚ÄĒ SONORO NOTICIAS

MAESTROS PIDEN GARANT√ćAS DE CERTEZA LABORAL A ESTEBAN MOCTEZUMA * El pr√≥ximo secretario de Educaci√≥n P√ļblica fue abordado por maestros del Estado de M√©xico que le pidieron frenar la evaluaci√≥n que les har√° en noviembre la administraci√≥n todav√≠a en funciones Al llegar a la casa de transici√≥n, el pr√≥ximo secretario de Educaci√≥n P√ļblica, Esteban Moctezuma,¬†[‚Ķ]

a trav√©s de MAESTROS PIDEN GARANT√ćAS DE CERTEZA LABORAL A ESTEBAN MOCTEZUMA ‚ÄĒ SONORO NOTICIAS

CRN

Destacado

SOLICITADO POR TERRORISTA, ATENTADO CONTRA EL PRESIDENTE NICOLAS MADURO DE VENEZUELA

Destacado

MRN(MRP-FIRSCH)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Destacado

Atentado terrorista contra Maduro y Alto Mando Pol√≠tico y Militar, ¬Ņantesala de un golpe violento y guerra civil? ‚ÄĒ Revista Caracola

Humberto Gómez García. Detrás del atentado, están gobiernos extranjeros, el norteamericano, que es el que mueve los hilos de la conspiración para derrocar el gobierno venezolano.

a trav√©s de Atentado terrorista contra Maduro y Alto Mando Pol√≠tico y Militar, ¬Ņantesala de un golpe violento y guerra civil? ‚ÄĒ Revista Caracola

Destacado

La verdadera nada de ‚Äúnuestros representantes‚ÄĚ ‚ÄĒ Partido Revolucionario de los Trabajadores

La votaci√≥n en el Senado ocurrida hoy por la madrugada, es una verdadera fotograf√≠a de lo que sucede en otros √°mbitos de la vida pol√≠tica, social, econ√≥mica y cultural en nuestro pa√≠s. Por un lado los ‚Äúrepresentantes‚ÄĚ, en este caso los ‚Äúse√Īores‚ÄĚ senadores con min√ļsculas y por otro, en los barrios, en la plazas,¬†en‚Ķ

a trav√©s de La verdadera nada de ‚Äúnuestros representantes‚ÄĚ ‚ÄĒ Partido Revolucionario de los Trabajadores

Destacado

Resumen de noticias latinoamericanas 09-08-2018 ‚ÄĒ Pueblo Combatiente

Resumen de noticias latinoamericanas 09-08-2018 Gobierno de Bolivia inaugura la Casa Grande del Pueblo El Gobierno de Bolivia ratifica su compromiso cultural y social con el pueblo a través de la inauguración de esta estructura para el recibimiento de todos por igual. Leer Más Santos reconoció al Estado palestino antes de entregar el poder El comunicado […]

a trav√©s de Resumen de noticias latinoamericanas 09-08-2018 ‚ÄĒ Pueblo Combatiente

Destacado

Comisi√≥n de Derechos Civiles recomienda figura del Public Defender para intervenir en casos de estudiantes de educaci√≥n especial ‚ÄĒ AL D√ćA | PUERTO RICO

La presidenta de la Comisión de Derechos Civiles, Georgina Canal Segurola, recomendó hoy que se incluya la figura de un Public Defender para orientar y ayudar a los padres en el proceso legal que llevan durante las resoluciones de querellas de estudiantes de educación especial. “Mi recomendación en cuanto a las querellas sería que se […]

a trav√©s de Comisi√≥n de Derechos Civiles recomienda figura del Public Defender para intervenir en casos de estudiantes de educaci√≥n especial ‚ÄĒ AL D√ćA | PUERTO RICO

Destacado

Gobernador anuncia nueva plataforma para el sector del cannabis medicinal en la Isla ‚ÄĒ AL D√ćA | PUERTO RICO

El gobernador Ricardo Rossell√≥ Nevares anunci√≥ el lanzamiento de la nueva plataforma digital que busca agilizar significativamente los procesos de obtenci√≥n de licencia y el registro de pacientes que se beneficien del Programa de Cannabis Medicinal. Mediante la nueva plataforma ‚ÄĒadministrada por la Junta Reglamentadora de Cannabis Medicinal del Departamento de Salud‚ÄĒ tambi√©n se podr√°n¬†[‚Ķ]

a trav√©s de Gobernador anuncia nueva plataforma para el sector del cannabis medicinal en la Isla ‚ÄĒ AL D√ćA | PUERTO RICO

Destacado

DIA INTERNACIONAL DE LOS PUEBLOS INDIGENAS

Destacado

#IndigenasConMaduro

Destacado

IV. Venezuela: entre la revoluci√≥n y la contrarrevoluci√≥n 10 de diciembre de 2002

 

Las noticias que llegan desde Venezuela indican una profundización
de la lucha entre las fuerzas en contienda.
El viernes un hombre armado asesinó a tres personas e hirió a
otras 21 en una concentración contra el gobierno en una plaza donde
los oficiales rebeldes celebran protestas a diario. Este incidente sangriento
lleva todos los sellos de una provocaci√≥n premeditada. Seg√ļn
las noticias aparecidas en el periódico Clarín, los francotiradores iban
montados en motocicletas y dispararon contra un grupo que incluía
a oficiales del ejército disidentes. La policía ha arrestado a siete sospechosos;
uno de ellos es Joao de Gouveira, un taxista portugués que,
seg√ļn dicen, ha confesado haber disparado en la Plaza de Altamira.
No tenemos ninguna información sobre este Gouveira. Es imposible
decir si es un provocador profesional, un ultraizquierdista trastornado
o un terrorista manipulado por la CIA o alguna otra agencia
estatal. Esto, sin embargo, es una cuestión secundaria. Objetivamente,
se trata de una provocaci√≥n dise√Īada para desacreditar la
revolución y dar apoyo a las fuerzas antigubernamentales. En concreto,
tiene la intención de crear una atmósfera de temor y pánico
que conduzca a la formaci√≥n de un ‚ÄúPartido del Orden‚ÄĚ entre los oficiales
del ejército.
El campo revolucionario debe estar en guardia contra los provocadores,
que sin duda se infiltran en el movimiento de masas con la
intención de provocar el caos y el pánico. Su objetivo es arrastrar el
movimiento de masas hacia conflictos armados in√ļtiles que pueden
terminar con un gran n√ļmero de bajas. Este es el objetivo principal
de los contrarrevolucionarios. Por eso las ideas del ‚Äúfoquismo‚ÄĚ y el
54 LA REVOLUCI√ďN BOLIVARIANA. UN AN√ĀLISIS MARXISTA
terrorismo individual son perjudiciales para el movimiento. Los grupos
que defienden estas t√°cticas pueden sufrir f√°cilmente infiltraciones
de la policía y los servicios secretos para manipularlos con propósitos
siniestros. Es necesario oponerse firmemente a todas las t√°cticas
aventureras que ponen en peligro a todo el movimiento.
A la contrarrevolución no se la derrota con disparos individuales,
sino mediante la acción de las propias masas. ¡Y las masas están respondiendo
de una forma magnífica al desafío! El sábado, unos cien
mil seguidores de Ch√°vez tomaron las calles de Caracas formando
una marea humana. ¬°√Čsta es la forma de responder al enemigo! En
contraste, el n√ļmero de contrarrevolucionarios en las calles es muy
inferior, lo que indica que la fuerza de voluntad de la clase media est√°
menguando. Eso es muy t√≠pico de los peque√Īoburgueses, que buscan
el éxito rápido y se desmoralizan fácilmente cuando encuentran alguna
resistencia.
Sin embargo, la lucha no ha terminado todavía. Las tropas tienen
la orden de tomar el Pilín León, anclado en la costa, pero ayer todavía
no habían conseguido retomar el petrolero que fue ocupado por
los contrarrevolucionarios cuando la tripulación dijo que incumplirían
la ley marítima para entregar el control a oficiales no cualificados.
El objetivo de los reaccionarios est√° perfectamente claro: provocar
el máximo caos y desorden, arruinar la economía, quitarle a la
población el pan de la boca y así crear las condiciones para un golpe
de Estado.
Después de fracasar en el intento de centrar la protesta en manifestaciones,
la atención de la reacción ha pasado de la calle al monopolio
estatal del petróleo (PDVSA). Desde el principio de la actual
campa√Īa de sabotaje, la producci√≥n de petr√≥leo ha ca√≠do un 40 por
ciento y las refinerías clave están a punto de cerrar. Las exportaciones
de petróleo suponen la mitad de los ingresos del gobierno, por eso es
una calamidad para el país.
Hugo Chávez ha ordenado al ejército aumentar la protección de
los campos petroleros y ha advertido que podría declarar el estado de
emergencia si esta situación se intensifica; también ha amenazado
con destituir a la dirección de las refinerías.
Pero los contrarrevolucionarios son implacables. Comprenden
que si este movimiento ‚ÄĒel cuarto de este a√Īo‚ÄĒ fracasa, se encontrar√°n
con grandes dificultades. Detr√°s de bambalinas est√° la embajada
IV. VENEZUELA: ENTRE LA REVOLUCI√ďN Y LA CONTRARREVOLUCI√ďN 55
estadounidense que les presiona: hay dólares de sobra para financiar
estas turbias operaciones. Ambas partes comprenden que el resultado
de la actual prueba de fuerza ser√° decisivo.
Las fuerzas contrarrevolucionarias no se sienten lo suficientemente
fuertes para tomar el poder por sí solas. La intención de las manifestaciones
en las calles no es provocar una insurrección nacional,
sino sólo crear el pánico y el caos con la esperanza de que los elementos
reaccionarios de la c√ļpula del ej√©rcito se animen a llevar a cabo
un pronunciamiento.
En la medida en que la situación actual puede continuar, las posibilidades
para este proceso aumentarán y la idea de que “esto no
puede continuar‚ÄĚ, ‚Äúhay que restaurar el orden‚ÄĚ, ganar√° fuerza. El
riesgo de tendencias bonapartistas en las fuerzas armadas es muy
real.
Hugo Ch√°vez ha acusado a sus enemigos de sabotear y ha animado
a su gente a que “siga movilizándose en las calles y en el campo
para defender una vez m√°s la revoluci√≥n‚ÄĚ. √Čsta es, en realidad, la
√ļnica forma de salvar la revoluci√≥n de un desastre inminente. Sin
embargo, la movilización de las masas, por sí misma, no es suficiente.
El movimiento requiere no sólo coraje y espíritu de lucha: necesita
un objetivo claro, un programa y una estrategia.
Hay que ser justos con los contrarrevolucionarios: ellos tienen un
objetivo y lo han puesto en pr√°ctica, consistentemente, con t√°cticas
habilidosas elaboradas por gente inteligente a quien no le preocupa
las constituciones ni las leyes y que no tiene ning√ļn escr√ļpulo cuando
se trata de defender sus intereses de clase. Deberíamos aprender
de nuestros enemigos y demostrar exactamente las mismas cualidades
de lucha por los intereses de nuestra clase.
Las masas están respondiendo con su habitual energía y determinación.
Han llegado informes de ocupaciones de f√°bricas, incluida la
industria petrolera. ¬°√Čsta es la forma de avanzar!
Desde todo el país están llegando mensajes y resoluciones de las
organizaciones de base del movimiento bolivariano exigiendo que el
presidente emprenda una acción decisiva. La población está particularmente
furiosa con la conducta vil de la prensa, la radio y la televisión.
Estos poderosos instrumentos en manos de los capitalistas
siempre son utilizados contra el movimiento obrero y, en este momento,
est√°n siendo utilizados por las fuerzas contrarrevolucionarias
56 LA REVOLUCI√ďN BOLIVARIANA. UN AN√ĀLISIS MARXISTA
en Venezuela para agitar contra el gobierno legalmente electo y a favor
de un golpe de Estado. Ahora se plantean la ocupación de la televisión,
la radio y los periódicos para poner fin a la manipulación de
las noticias por parte de los reaccionarios.
En Francia, en 1968, los impresores obligaron a la prensa millonaria
a someterse al escrutinio de los comités obreros para asegurar que
el contenido de los periódicos tenía un equilibrio razonable. Los periódicos
tenían que publicar el punto de vista de los trabajadores sobre
las principales cuestiones del d√≠a. √Čsta es probablemente la √ļnica
vez en que la población francesa ha podido leer la verdad sobre la lucha
de los trabajadores. La clase obrera de Venezuela debería seguir
este ejemplo.
Bajo el sistema capitalista, la libertad de prensa es una frase vacía.
En todos los países los medios de comunicación son propiedad y están
controlados por un pu√Īado de t√≠teres ricos que nombran y despiden
a los directores seg√ļn sus gustos. Son ellos los que, en √ļltima instancia,
deciden la línea política de los medios de comunicación. Un
min√ļsculo grupo de hombres poderosos, elegidos por nadie y responsables
ante nadie, son capaces de moldear a la opini√≥n p√ļblica, elegir
y echar a gobiernos. ¬°Y esto es lo que ellos llaman ‚Äúdemocracia‚ÄĚ!
Un Estado obrero nacionalizaría los medios de comunicación de
masas y permitiría el acceso libre a los mismos a todas las tendencias
políticas y sociales, en proporción a su apoyo entre la población. De
esta forma, los comités revolucionarios tendrían emisoras de televisión
y diarios y podrían permitirse el lujo de dar a los ricos títeres de
la prensa el derecho democr√°tico a editar su peque√Īa copia mensual
para que la pudieran vender en las estaciones de autobuses y en los
mercados.
Cuando Ch√°vez fue elegido hace cuatro a√Īos prometi√≥ realizar un
cambio fundamental en la sociedad venezolana. La gente creyó en él.
No hay duda de su honestidad personal y su deseo sincero de actuar
en interés de los pobres, trabajadores y campesinos. Se han conseguido
conquistas importantes y se deben defender pero, al final, el problema
real sigue sin resolverse: la economía del país sigue en manos
de una min√ļscula oligarqu√≠a que ha robado y arruinado el pa√≠s. Estos
ricos y poderosos nunca se reconciliar√°n con una Venezuela libre,
justa e igualitaria. En la medida en que la tierra, los bancos y las industrias
sigan en sus manos, no hay solución duradera posible.
IV. VENEZUELA: ENTRE LA REVOLUCI√ďN Y LA CONTRARREVOLUCI√ďN 57
Lo que necesita Venezuela es una revolución social. La cuestión
es: ¬Ņqui√©n deber√≠a dominar? ¬ŅUn pu√Īado de ricos magnates respaldados
por el imperialismo estadounidense o la inmensa mayoría de la
poblaci√≥n cuyo √ļnico crimen es buscar una vida mejor para s√≠ misma
y para sus hijos? Aquellos que hablan con grandilocuencia sobre la
democracia, convenientemente pasan por alto el hecho de que est√°n
defendiendo que un pu√Īado de ricos par√°sitos controle la vida y el
destino de la vasta mayoría de la población. Eso no es democracia: es
la dictadura del capital.
El sabotaje económico ha tenido un cierto efecto, ha provocado escasez
en las tiendas y una oleada de p√°nico comprador por toda Venezuela.
Cuando el conflicto entra en su segunda semana, la Guardia
Nacional ha tenido que ponerse al mando de los camiones y obligar
a abrir las gasolineras. La suspensión del trabajo ha paralizado la industria
petrolera del quinto país productor del mundo y las refinerí-
as, los barcos cisterna, los centros de reparto y las gasolineras han dejado
de funcionar. La situación es muy seria.
Fuera de Caracas, la Guardia Nacional ha tomado al menos tres
centros de distribución de gasolina que habían cerrado por la huelga.
El gobierno contrat√≥ civiles para llevar los camiones de reparto ‚ÄĒrequisados
a sus propietarios privados‚ÄĒ a las gasolineras. El Ministerio
de Energía afirmó que la propiedad privada regresaría a sus due-
√Īos ‚Äútan pronto como se normalizaran las actividades‚ÄĚ.
Pero aqu√≠ est√° el problema. Las cosas no se van a ‚Äúnormalizar‚ÄĚ en
Venezuela hasta que no se resuelva la contradicción fundamental. Es
necesario destruir el poder económico de la clase capitalista expropiando
los altos mandos de la economía. Esto haría imposible que los
enemigos de la revolución realizaran el sabotaje que ahora estamos
presenciando.
Y lo más importante: eso permitirá a la población venezolana movilizar
todo el potencial productivo de la industria venezolana, de la
agricultura y la mano de obra, para resolver los acuciantes problemas
de las masas.
Por ahora la situaci√≥n de equilibrio inestable contin√ļa. Azuzados
por Washington, los reaccionarios est√°n incluso endureciendo
sus demandas. Las conversaciones entre la oposición y el gobierno
se reanudaron el s√°bado por la noche pero parece que con pocos resultados.
La oposición, al principio, estaba buscando un referéndum
58 LA REVOLUCI√ďN BOLIVARIANA. UN AN√ĀLISIS MARXISTA
sobre los cuatro a√Īos de mandato de Ch√°vez pero ahora est√° exigiendo
su dimisión inmediata.
El aspecto más serio de la situación es el principio de lo que claramente
son provocaciones armadas, como la que presenciamos el
viernes pasado. No hay duda de que tenía la intención de provocar
enfrentamientos a√ļn m√°s serios. Por suerte esto no ha ocurrido pero
la necesidad de formar alguna clase de fuerza o milicia de defensa es
patente.
La necesidad de defenderse debería ser discutida en cada comité y,
allí donde sea posible, se deberían crear grupos de defensa para patrullar
los barrios y mantener el orden. Los barrios obreros deben ser protegidos
contra los elementos criminales y los provocadores que buscan
interrumpir la paz y provocar enfrentamientos. A cargo de estas
unidades debería haber gente especializada, con cierto conocimiento
de los asuntos militares. El objetivo no es provocar la violencia, como
algunos han sugerido, sino minimizarla y disuadir a los agresores.
La cuestión del ejército sigue siendo una cuestión central. La mayoría
de los soldados están de parte de la población. Hay que mantener
contactos muy estrechos entre los barracones y los comités y, juntos,
deberían observar de cerca los movimientos y la conducta de los
oficiales del ejército cuya lealtad sea dudosa.
Es totalmente correcto plantear demandas al presidente y presionar
a la direcci√≥n para que act√ļe de una manera decisiva. En √ļltima
instancia, el propio Chávez es una personificación de las aspiraciones
de las masas o, para ser m√°s exactos, de las primeras aspiraciones
confusas de las masas que han despertado recientemente a la vida
política. Al apelar a estas aspiraciones y a la lucha por una vida mejor
para los pobres y oprimidos, Hugo Chávez, sin duda, jugó un papel
progresista.
Pero la vida contin√ļa. La situaci√≥n ahora tiene colores muy oscuros:
la sociedad venezolana est√° fracturada y polarizada entre derecha
e izquierda y las antiguas consignas vagas ya no tienen valor ni
son √ļtiles en esta situaci√≥n. Lo que se necesita es claridad y firmeza.
Cada vez m√°s gente est√° empezando a ver esto y est√° exigiendo en
voz alta una mano más firme y una acción más decisiva para tratar
con los enemigos de la población. Es completamente correcto y necesario
presionar a la direcci√≥n para que act√ļe. Si lo hacen, la lucha se
puede ganar m√°s r√°pidamente y con menos sacrificios.
IV. VENEZUELA: ENTRE LA REVOLUCI√ďN Y LA CONTRARREVOLUCI√ďN 59
Pero lo que es absolutamente necesario es que las masas contin√ļ-
en actuando desde abajo, que pongan en pr√°ctica sus demandas inmediatamente,
sin esperar a ninguna dirección de arriba. Así es como
ganaron en abril y de esta forma pueden ganar ahora.
Desgraciadamente, Hugo Chávez con frecuencia ha mostrado indecisión
frente a los acontecimientos. Al carecer de una perspectiva
clara, se encuentra sometido a extremas presiones por la derecha y la
izquierda. Est√° pidiendo a los llamados amigos a que se comporten
con moderaci√≥n, por temor a empeorar las cosas. ¬°Con ‚Äúamigos‚ÄĚ
como estos, no se necesitan enemigos! Es necesario contrarrestar estas
presiones aumentando la presión desde abajo.
Sin duda, gran parte de responsabilidad descansa sobre los hombros
del presidente. Como viejo militar, todos sus instintos est√°n contra
la división en el ejército. No quiere una guerra civil pero el hecho
es que la √ļnica forma de evitarla civil es emprendiendo una acci√≥n
decisiva contra la contrarrevolución y armando a la población. Los
romanos solían decir: Si vis pacem, para bellum. ¡Si deseas la paz, prepara
la guerra! Es la eterna dialéctica entre el reformismo y el pacifismo:
que consiguen precisamente lo contrario de lo que pretenden. Al
armar y movilizar a las masas contra el peligro de la reacción, ese peligro
disminuye. Con el compromiso e intentando evitar la lucha, es
decir, demostrando debilidad frente a la reacci√≥n, esta √ļltima gana
m√°s confianza y se vuelve m√°s agresiva.
En cuanto al ejército, ya está dividido entre la mayoría que está de
parte de la población y una minoría de elementos que están con la
contrarrevoluci√≥n. La √ļnica cuesti√≥n es cu√°l de las dos fracciones
triunfará. Hugo Chávez debería basarse en las masas y en los soldados
que est√°n con las masas para desarmar y arrestar a los elementos
contrarrevolucionarios en los barracones. No se puede confiar en
esos que se presentan como leales pero que defienden la política de
conciliación con el enemigo y se quejan de que las masas “¡van demasiado
lejos!‚ÄĚ. Hay que recordar el destino de Salvador Allende, que
confi√≥ en el general ‚Äúdemocr√°tico‚ÄĚ Pinochet y se neg√≥ a distribuir armas
a las masas que estaban dispuestas a luchar por el gobierno.
Aquí, y en otros artículos, hemos defendido una línea de acción
definida para salvar la revolución venezolana y llevarla hacia delante.
Se puede estar a favor de estas propuestas o contra ellas pero lo
que ocurra al final ser√° decidido por las propias masas en el curso de
60 LA REVOLUCI√ďN BOLIVARIANA. UN AN√ĀLISIS MARXISTA
la lucha. Su propia experiencia les ense√Īar√° qu√© ideas son correctas.
La presencia de un partido marxista revolucionario con una dirección
previsora las permitir√° encontrar el camino correcto en un breve espacio
de tiempo. Las resoluciones maravillosas de los comités locales
demuestran que est√°n en el proceso de encontrar este camino y que
en los comités ya existen elementos que están luchando por una política
marxista. Cuando las masas estén convencidas de que éste es el
camino en el que deben moverse, ninguna fuerza sobre la tierra ser√°
capaz de detenerlas.

Destacado

III. La revoluci√≥n venezolana en peligro

 

6 de diciembre de 2002
NOTA INTRODUCTORIA: EXTRACTO DE UNA CARTA DESDE VENEZUELA
Cuando Alan Woods acababa de escribir este artículo (ver más abajo), recibimos
una carta de un marxista venezolano comentando el artículo de ayer
escrito por Emilia Lucena. Publicamos aquí algunos extractos relacionados
con la situación actual con comentarios de Alan Woods.
‚Äú(…) Mi opini√≥n es que el pa√≠s atraviesa por una situaci√≥n prerrevolucionaria.
En realidad, los trabajadores y el pueblo cuentan con casi
todo, salvo con una dirección revolucionaria, lo cual, en este momento
histórico del capitalismo, es absolutamente necesario para derrocar al
régimen capitalista. Por otra parte, desde el 13 de abril se ha venido
desarrollando un acelerado proceso de organización popular. Existen
miles de círculos bolivarianos, comités de tierra, asambleas populares,
corrientes clasistas, movimientos políticos diversos, etc., sin embargo,
este proceso refleja la inexperiencia del movimiento popular,
presenta grandes debilidades organizativas internas y, lo que es m√°s
grave, una gran desarticulación entre sus componentes.
“Otro elemento importante a tener en cuenta es el peso muerto del
liderazgo mesi√°nico de Ch√°vez (…). Todo esto pone en evidencia la
dram√°tica la carencia del partido revolucionario y, al mismo tiempo,
plantea como necesidad urgente del movimiento de masas crear un
frente de acción popular para articular a las organizaciones obreras y
populares, así como discutir un plan de acción contra el golpismo y,
desde ese frente, comenzar a trabajar en función de construir el partido,
tarea que aun es extremadamente incipiente. Otro elemento a
38 LA REVOLUCI√ďN BOLIVARIANA. UN AN√ĀLISIS MARXISTA
considerar es que el movimiento obrero organizado no es aun la vanguardia
del proceso: existen sindicatos y corrientes clasistas que se
han venido desarrollando durante el √ļltimo a√Īo pero aun no reflejan
al conjunto del movimiento obrero.
“Aquí también se hace sentir la carencia del partido revolucionario.
El eje de la movilización contra el golpismo recae todavía en las
organizaciones populares; me refiero a comités y círculos bolivarianos
de los barrios pobres de las principales ciudades, así como a organizaciones
rurales y comités de comunidades semiurbanas (es decir,
cercanas a ciudades) pero no es el movimiento obrero la vanguardia
de la lucha (…).
“Con respecto a la situación actual, te puedo decir que el paro fue
un fracaso: en este momento se reduce solo a un 16% de la fuerza laboral.
Sin embargo, los golpistas se han concentrado en PDVSA donde
han causado algunos problemas sin llegar a paralizar toda la industria.

“En Caracas, sobre todo en los comercios del este de la ciudad, el
paro ha sido significativo pero en las zonas populares la mayoría de
los comercios han abierto; incluso los bancos han abierto, aunque con
algunas excepciones. En el interior del país el fracaso del paro ha sido
mucho m√°s claro y contundente. En el estado llanero Apure y en
Guayana, por ejemplo, donde est√°n las empresas b√°sicas (hierro, siderurgia,
aluminio, electricidad), las industrias de Fedec√°maras no
acataron el paro.
“Desde ayer, en un acto que refleja desesperación pero también la
presión de los sectores más derechistas de la Coordinadora democrá-
tica, Carlos Ortega llamó a un paro activo que se ha traducido en acciones
violentas en algunas ciudades, especialmente en Caracas. Esto
significa que están intentando crear una situación de caos en las calles
para finalmente provocar un pronunciamiento militar, combinando
estas acciones con el intento de obstaculizar el funcionamiento
de PDVSA.
“En el plano militar, creemos que no tienen la fuerza suficiente
para dar un golpe; de lo contrario, ya lo hubieran dado. Con respecto
a tomar las fábricas, éstas no se han producido. La información
aparecida en Aporrea sobre Pepsi Cola no se ha confirmado. En cuanto
al artículo, me parece correcto en términos generales pero las propuestas
finales, siendo acertadas, en este momento son propagandís-
III. LA REVOLUCI√ďN VENEZOLANA EN PELIGRO 39
ticas; deberíamos acercarlas más a la realidad y adaptarlas a la situación
específica del proceso en estos momentos.
“En este sentido, proponemos otro 13 de abril. Estamos convocando
una asamblea urgente de las organizaciones obreras y populares
para discutir la formación de un frente de acción popular, un
plan de lucha y un plan económico y social alternativo, así como llamando
a la movilización del próximo sábado. Creemos que de este
modo podemos concretar algunos de los planteamientos que haces
en el artículo.
‚ÄúSaludos revolucionarios, M‚ÄĚ.
COMENTARIOS DE AW
Recibí esta interesante carta desde Venezuela justo cuando acababa
de finalizar mi artículo. Al estar escrito por un participante activo en
la lucha merece un examen muy minucioso. Es obvio que los comentarios
escritos desde una distancia de miles de kilómetros nunca pueden
hacer justicia a los acontecimientos en consideración. Necesariamente
tienen cierto car√°cter abstracto y general. Para poder concretar
m√°s las cosas es totalmente necesario obtener correspondencia desde
la primera línea de frente.
Esta carta, de la cual reproducimos las partes m√°s relevantes, nos
permite ver m√°s claramente el proceso que se est√° desarrollando. Estas
líneas contienen la brisa fresca de la revolución como nunca podrían
hacerlo los artículos de la prensa burguesa.
Lo más importante que emerge de este artículo, es que las fuerzas
de la revolución permanecen intactas y que la contrarrevolución parece
haber fracasado una vez más. Si esto se confirma, la revolución
se enfrenta a una situación extraordinariamente favorable. La generalización
de los comités populares que describe el autor en su carta,
es el factor más importante en la situación. La propuesta de convocar
una asamblea urgente de comités es absolutamente correcta y está
completamente de acuerdo con lo que se propone al final de este artículo,
es decir, la necesidad de vincular los comités a escala local, regional
y nacional. √Čsta es la necesidad m√°s crucial del momento.
Es necesario un programa de acci√≥n. ¬°S√≠! Y ¬Ņqui√©n deber√≠a decidir
este programa sino los propios trabajadores en una asamblea
40 LA REVOLUCI√ďN BOLIVARIANA. UN AN√ĀLISIS MARXISTA
convocada democr√°ticamente? Los marxistas venezolanos participar√°n
activamente y propondr√°n nuestro programa: el programa del
socialismo, el del poder obrero. Lucharemos para ganar a la mayoría
para estas propuestas. La población será más receptiva ahora que
en cualquier otro momento. Los acontecimientos le han ense√Īado a
comprender quién es el enemigo y cómo luchar contra él.
Marx dijo en una ocasión que las ideas se convierten en una fuerza
material cuando se apoderan de la mente de las masas. La combinación
de la experiencia de las masas y el trabajo paciente de los marxistas,
el trabajo de organización, agitación y propaganda, más pronto
que tarde, conseguirá resultados fructíferos.
Naturalmente, como el ala m√°s a la izquierda del movimiento revolucionario,
nuestras ideas al principio parecerán abstractas y difí-
ciles pero la vida ense√Īa y las masas est√°n aprendiendo de un golpe
tras otro.
Es cierto que en esta etapa la clase obrera organizada no es la vanguardia,
lo que constituye la debilidad del movimiento. Nos basaremos
en los elementos más avanzados y revolucionarios de los comités,
especialmente en la juventud. Ellos empujar√°n el movimiento hacia
delante. Tarde o temprano, estas ideas penetrar√°n en la clase
obrera organizada, aunque ahora esté retrasada.
A propósito, no es la primera vez que hemos visto esto. En la Revolución
Rusa los sindicatos también solían estar formados por los
sectores m√°s conservadores de la clase y muchos de ellos estaban
bajo el control de los mencheviques aun después de octubre; otros
(bancos y ferrocarriles) incluso adoptaron una postura contrarrevolucionaria.
Sin embargo, mientras seguimos bas√°ndonos en los elementos
más revolucionarios y concentrándonos en el fortalecimiento y la extensión
de los comités de acción, de ninguna forma debemos ignorar
a los sindicatos y dejarlos a merced de los canallas y contrarrevolucionarios,
sino llevar a cabo una lucha dentro de los mismos para
convertirlos en genuinos órganos de la lucha proletaria, purgarlos
de los dirigentes corruptos y reaccionarios y ponerlos al servicio de
la revolución.
Por √ļltimo, para el autor de la carta es totalmente correcto se√Īalar
la cuestión del partido y la dirección como la clave de la situación. Si
la reacción ha sido una vez más derrotada por el movimiento de las
III. LA REVOLUCI√ďN VENEZOLANA EN PELIGRO 41
masas, ésta es una gran victoria. Pero de ninguna manera termina
aquí la historia y cometeríamos un serio error si pensáramos que el
peligro ha desaparecido. Por lo tanto no veo necesidad de cambiar el
título del presente artículo o su contenido básico. La revolución venezolana
sigue en peligro y permanecer√° en peligro hasta que la clase
obrera decida finalmente tomar el poder en sus manos.
Ofrezco este punto de vista con toda humildad como una contribución
a la discusión que está teniendo lugar en el movimiento revolucionario
venezolano. Confío en que los trabajadores, campesinos y
pobres de Venezuela encontrar√°n el camino correcto, que superar√°n
todos los obst√°culos y triunfar√°n.
LA REVOLUCI√ďN VENEZOLANA EN PELIGRO
Las noticias de Caracas cobran un car√°cter cada vez m√°s alarmante,
a medida que las fuerzas de la contrarrevolución han empezado una
campa√Īa para derrocar al gobierno legalmente electo de Hugo Ch√°-
vez. Ayer, la armada tomó un petrolero del gobierno que había sido
pirateado por una tripulación rebelde y Chávez juró que su ejército
frenaría el sabotaje de la industria petrolera.
La contrarrevolución, con sus acciones, está intentando estrangular
la economía venezolana y hundir al país en el caos. Los que están
detr√°s de este nuevo intento de golpe saben que la industria petrolera
es la savia del país. La huelga general convocada (en realidad un
cierre empresarial con la connivencia de los dirigentes sindicales de
derechas) prácticamente interrumpió la carga de los petroleros, obligando
a Venezuela a liberar a los compradores y vendedores del
cumplimiento de los contratos petroleros. Las exportaciones petroleras
para la economía venezolana suponen el 75 por ciento del total de
las exportaciones y la mitad de los ingresos del gobierno. √Čsta es una
cuestión de vida o muerte para el quinto productor de petróleo del
mundo. Después de cuatro días de interrupción organizada, las exportaciones
de petróleo cesaron porque 23 petroleros fueron incapaces
de cargar, seg√ļn fuentes oficiales.
Detr√°s del caos actual est√° la mano de Washington. Venezuela es
el principal suministrador de petróleo a EEUU. No satisfecho con sus
planes de invadir y ocupar Iraq con la intención de apoderarse de su
42 LA REVOLUCI√ďN BOLIVARIANA. UN AN√ĀLISIS MARXISTA
petróleo, Bush quiere también apoderarse del petróleo de Venezuela.
Sin embargo, el efecto inmediato de estos acontecimientos ha sido aumentar
los precios del petróleo en los mercados mundiales. El crudo
y los productos refinados en la Bolsa Mercantil de Nueva York subieron
el jueves, en parte debido a los acontecimientos en Venezuela. El
precio del petróleo para enero subirá 58 centavos para alcanzar los
27,29 dólares por barril.
Los contrarrevolucionarios están exigiendo un referéndum inmediato
sobre la presidencia de Ch√°vez, a quien culpan, de una forma
hipócrita, del desorden económico y político que ellos mismos han
provocado. Correctamente, Ch√°vez se ha negado a aceptar este chantaje.
Ha acusado a los dirigentes de la oposición de querer la privatización
de Petróleos de Venezuela SA, el monopolio estatal del petró-
leo, conocido como PDVSA. “Atacar a PDVSA es como atacar el corazón
de Venezuela‚ÄĚ, dijo Ch√°vez en un discurso televisado para
todo el pa√≠s. ‚ÄúNadie detiene a Venezuela‚ÄĚ.
Las acciones de la oposición son una amenaza directa para la revolución
venezolana. Los banqueros y los empresarios ricos quieren
retrasar el reloj, derrocar a un gobierno elegido democr√°ticamente
con t√°cticas gangsteriles, liquidar todas las reformas sociales de los
√ļltimos a√Īos, liquidar todos los activos de valor del pa√≠s a los ladrones
y especuladores y poner una vez m√°s la bota sobre la garganta de
la clase obrera y los pobres. Para ello cuentan con el apoyo firme del
imperialismo estadounidense, que est√° interfiriendo de una forma
muy descarada en los asuntos internos del país.
Ya no hay lugar para las dudas o las vacilaciones. ¡La revolución
está en peligro! Sólo tiene dos posibilidades: o avanza decididamente
para movilizar cada gramo de fuerza para aplastar la contrarrevolución,
o caerá derrotada. No existe una opción intermedia.
El gran error que se ha cometido es imaginar que la revolución
podría detenerse a medio camino. Es extremadamente peligroso pensar
que es posible desarmar al enemigo adoptando una política conciliadora.
Esto es como intentar convencer a un tigre que come hombres
de que coma lechuga. Precisamente, cada intento de conciliar ha
tenido el resultado contrario al que se pretendía. Por cada paso atrás,
los enemigos de la revolución exigen otros diez. Ahora no son posibles
más retiradas o compromisos. La más mínima duda sobre esto es
una invitación al desastre.
III. LA REVOLUCI√ďN VENEZOLANA EN PELIGRO 43
Chávez denunció el intento de un capitán reaccionario de tomar
el petrolero Pil√≠n Le√≥n ‚ÄĒel nombre de una antigua Miss Mundo‚ÄĒ
como ‚Äúun acto de pirater√≠a‚ÄĚ. Esta descripci√≥n es correcta. El capit√°n
Daniel Alfaro, un empleado de PDVSA, ancló el miércoles su petrolero
lleno con 280.000 barriles de gasolina en la ciudad occidental de
Maracaibo. Seg√ļn el general Alberto Guti√©rrez, jefe del mando del
ejército en el estado de Zulia, los oficiales de la marina tomaron el
barco el jueves y estuvieron hablando con su tripulación. Este sabotaje
en alta mar contó con el apoyo de los propietarios del remolcador.
Zulia Towing, la mayor empresa privada remolcadora en el lago
Maracaibo, puso sus trece remolcadores al servicio de la huelga, seg√ļn
declaró uno de sus trabajadores a Associated Press a condición de
mantener el anonimato. La empresa asiste a los barcos, incluidos los
petroleros, en travesías nacionales e internacionales.
Esta es una clara evidencia de la conspiración nacional de las empresas
privadas relacionadas con la industria petrolera, que es de
suma importancia, para llevar a cabo una campa√Īa de sabotaje masiva.
El hecho de que un trabajador revelara la acción de los empresarios
a condición del estricto anonimato es suficiente para demostrar
quién está realmente detrás de la huelga. Del mismo modo, las terminales
del pa√≠s dejaron de cargar los petroleros el mi√©rcoles. √Čsta es
una seria amenaza. Si un grupo de capitanes marinos reaccionarios
consiguen adue√Īarse de la tropa petrolera, pueden infligir un serio
da√Īo a la econom√≠a. Seg√ļn algunos informes de prensa, al menos
otros cinco petroleros anclaron en se√Īal de protesta y se esperaba
que se unieran más el jueves. Es necesaria una acción decisiva para
frenar este sabotaje pero anoche (jueves) el gobierno todavía no había
arrestado a la tripulación del petrolero porque decía estar buscando
reemplazos.
Este es el segundo intento de golpe. Diecinueve personas perdieron
la vida durante el √ļltimo golpe del 11 de abril. Los oficiales disidentes
destituyeron a Chávez al día siguiente pero dos días más tarde
volvió a su cargo, después de que un gobierno interino aboliera la
constitución, aupado por una insurrección popular. Consideramos
que el presidente Chávez cometió un serio error el pasado mes de
abril cuando no consiguió aprovechar la situación favorable que existía,
tras del fracaso del golpe, para desarmar y arrestar a los contrarrevolucionarios
y confiscar sus propiedades. Esto se habría realizado,
44 LA REVOLUCI√ďN BOLIVARIANA. UN AN√ĀLISIS MARXISTA
en nuestra opinión, de una forma relativamente indolora en ese momento.
Sin embargo, se perdió la oportunidad y el resultado es la actual
insurrección contrarrevolucionaria que ya pronosticamos el pasado
mes de septiembre.
Todavía hay tiempo para emprender una acción decisiva pero la
situación no durará para siempre. Es necesario actuar firme e inmediatamente
contra la contrarrevolución. Chávez ha asegurado a los
venezolanos y a los clientes internacionales ‚ÄĒmencion√≥ espec√≠ficamente
a los EEUU‚ÄĒ que usar√° a las fuerzas armadas para mantener
a flote los petroleros. Acusó a los dirigentes de la huelga de perseguir
la misma estrategia que provocó su caída en abril: enfrentamientos
callejeros, una huelga general y cierre de la industria petrolera, todo
respaldado por los medios de comunicaci√≥n de Venezuela. Seg√ļn
Chávez: “Cada vez que estos sectores convocan una huelga es porque
tienen una carga en la manga, un cuchillo oculto‚ÄĚ.
Esto es absolutamente correcto pero es necesario pasar r√°pidamente
de las palabras a los hechos decisivos. Las denuncias por sí solas
no pararán la contrarrevolución: se debe confrontar con el movimiento
revolucionario de las masas; se la debe resistir en las calles y
arrestar a los dirigentes. Los directores de f√°brica contrarrevolucionarios
y los capitanes de barco deben ser destituidos y el funcionamiento
de las fábricas, muelles y barcos debe estar en manos de los comités
de trabajadores e ingenieros leales a la causa de la revolución. Los
oficiales que se nieguen a actuar contra los enemigos de la revolución
también deben ser arrestados.
Estas medidas ser√°n, por supuesto, atacadas en la prensa amarilla,
que las calificar√° de tir√°nicas y dictatoriales. Todo es basura. No
hay un solo supuesto gobierno democr√°tico en todo el mundo que tolerara
el sabotaje deliberado de la economía con el propósito de la
subversión del presidente legalmente electo. Los denominados demócratas
como Bush y Blair, si se sintieran amenazados, no dudarían
en recurrir al ejército y utilizar toda la fuerza de la ley para proteger
el sistema capitalista pero cuando un gobierno de izquierdas intenta
defenderse de una amenaza intolerable, respaldado activamente y
organizado por una potencia extranjera, ¬°supuestamente es un tirano!
¬ŅNo es esto la hipocres√≠a m√°s monstruosa?
Por ahora parece que el ejército se ha mantenido al margen. Se ha
desplegado a la Guardia Nacional en Caracas para “evitar los enfren-
III. LA REVOLUCI√ďN VENEZOLANA EN PELIGRO 45
tamientos entre los seguidores de Ch√°vez y los opositores‚ÄĚ. El dirigente
contrarrevolucionario, Carlos Fernández, jefe de la mayor federación
empresarial de Venezuela, ha acusado al gobierno de poner
francotiradores dentro del edificio de la compa√Ī√≠a petrolera en Caracas
para disparar contra los protestantes de la oposición. El objetivo
es bastante claro: preparar el terreno para el uso de la violencia por
parte de las fuerzas contrarrevolucionarias.
Constantemente surgen rumores. Otro ‚Äúh√©roe‚ÄĚ del populacho
contrarrevolucionario, el jefe sindical de derechas Manuel Cova, dice
que la policía secreta intentó asaltar su casa el jueves pero que lo impidió
una protesta de sus vecinos. Utilizando estos supuestos incidentes
como pretexto, los reaccionarios han anunciado más manifestación
de oposición para el viernes y durante todo el fin de semana.
Se han celebrado marchas de la oposición en las ciudades de todo el
país y se han producido varios enfrentamientos entre los manifestantes,
los seguidores de Ch√°vez y las fuerzas policiales. En Caracas, los
manifestantes pro y contra Ch√°vez se est√°n movilizando. La marea
de la contrarrevolución se ha enfrentado una vez más a la resistencia
de las masas, que han tomado las calles. La tendencia hacia la guerra
civil aumenta seg√ļn pasan las horas.
En escena han aparecido los llamados mediadores: la Organización
de Estados Americanos, las Naciones Unidas y el Centro Carter
de Atlanta, con sede en Georgia. Su objetivo es intentar asegurar que
la contrarrevolución burguesa triunfa con la menor dificultad posible.
Act√ļan m√°s o menos como el ‚Äúvecino bueno‚ÄĚ que interviene
cuando una banda de ladrones est√°n a punto de cortar a alguien la
garganta: piden a la víctima que no haga mucho ruido para que no
alborote al vecindario, llegan a un ‚Äúacuerdo‚ÄĚ amistoso que, por supuesto,
significa entregar todo el dinero a cambio de (probablemente)
salvar la vida. La continuación del cierre patronal y la negativa del
gobierno a convocar elecciones anticipadas, afortunadamente han
descarrilado las conversaciones de paz patrocinadas por estos buenos
vecinos.
La burguesía internacional está mirando estos acontecimientos
con preocupación. La Unión Europea y los embajadores de los veintidós
gobiernos miembros de la OEA, publicaron el jueves declaraciones
apoyando los esfuerzos del secretario general de la OEA, el general
César Gaviria, para reiniciar las conversaciones. Les gustaría
46 LA REVOLUCI√ďN BOLIVARIANA. UN AN√ĀLISIS MARXISTA
ver derrocado al gobierno de Caracas pero temen una repetición de
los acontecimientos del pasado mes de abril y temen que esta vez las
cosas vayan demasiado lejos.
Los Estados vecinos de América del Sur tienen buenas razones
para estar preocupados. En este momento no hay un solo régimen
capitalista estable desde Tierra del Fuego hasta Río Grande. En Buenos
Aires, desde donde escribo estas l√≠neas, los ni√Īos est√°n muriendo
de desnutrición en el país que era la décima nación industrializada
del planeta, un país con un inmenso potencial agrícola que podría
alimentar a todos los americanos y que ahora est√° padeciendo el
hambre.
A través de este vasto continente, con su colosal potencial para la
producci√≥n de riqueza, millones de hombres, mujeres y ni√Īos est√°n
sufriendo la pobreza, el desempleo y el hambre. Est√°n inquietos y
descontentos y su descontento, lentamente pero de forma segura, se
est√°n convirtiendo en furia hacia sus opresores nacionales e internacionales.
La elección de Hugo Chávez fue una expresión del ardiente
deseo de cambio, como también lo fueron las victorias electorales de
Lula en Brasil y de Gutiérrez en Ecuador.
Pero un cambio de gobierno no es suficiente: lo que se necesita es
un cambio de régimen, un cambio radical en el sistema social; lo que
se necesita es romper de una vez por todas con el poder de las oligarquías
que dominan este continente y chupan su sangre. Sin embargo,
la oligarquía esta acostumbrada a la riqueza y al poder y no se rendirá
sin luchar. No va a entregar el poder voluntariamente. Hay que
arrebat√°rselo.
La √©lite dominante utilizar√° todas las artima√Īas que pueda. Ahora
est√°n movilizando a la clase media en Venezuela, est√°n apelando
a las capas atrasadas de la población que están desencantadas por la
ausencia de progreso en el frente económico pero Chávez todavía tiene
el apoyo de las masas. La clase media del paseo marítimo de Maracaibo
‚ÄĒlas docenas de personas que salieron a la calle haciendo sonar
sus cacerolas y encend√≠an las luces de sus coches en se√Īal de apoyo
a la tripulaci√≥n del Pil√≠n Le√≥n‚ÄĒ no tienen ni est√≥mago ni
resistencia para llevar a cabo una lucha seria. La acción decidida de
las masas dispersaría rápidamente a los rebeldes.
Es el momento de movilizar toda la fuerza de las masas revolucionarias
para infligir una derrota decisiva a la contrarrevolución pero
III. LA REVOLUCI√ďN VENEZOLANA EN PELIGRO 47
esta vez el movimiento no debe detenerse en la mitad del camino. Es
necesario destruir la base social y económica de la contrarrevolución.
Esto significa la expropiación de la tierra, los bancos y las grandes
empresas, junto con toda la propiedad de los conocidos contrarrevolucionarios
y la de los imperialistas estadounidenses.
Algunos dir√°n que estas medidas provocar√°n a Estados Unidos y
les dar√° una excusa para intervenir contra Venezuela pero los Estados
Unidos ya están interviniendo del lado de la contrarrevolución
venezolana; lo llevan haciendo desde hace mucho tiempo. Washington
no necesita ninguna excusa para estas intervenciones, como demuestra
claramente el caso de Iraq. Resultaría fatal imaginar que,
modificando nuestra posición, retrocediendo y haciendo concesiones
para agradar al embajador estadounidense, George W. Bush suavizar√°
su postura. ¡Todo lo contrario! La debilidad invita a la agresión.
Estas concesiones sólo animarán a los imperialistas y a sus agentes locales
a hacer exigencias a√ļn m√°s insolentes.
Es cierto que tomar medidas decisivas para defender las conquistas
de la revolución hará necesario pasar de las medidas defensivas a
un programa ofensivo de expropiación pero no hay otra salida. La
burgues√≠a venezolana ‚ÄĒesa quinta columna corrupta y degenerada
que quiere vender el pa√≠s al imperialismo a precio de saldo‚ÄĒ ha pasado
a la ofensiva. Ha sido consecuente e implacable en la defensa de
sus intereses de clase. La clase obrera debe ser igualmente determinada
y valiente en la defensa de los suyos. No puede haber vuelta
atr√°s, no es posible ning√ļn compromiso: o se lleva la revoluci√≥n hasta
el final o sucumbir√°.
Para los imperialistas y la burguesía el crimen de la revolución no
consiste en que haya hecho esto o aquello, que se haya comportado
imprudentemente o utilizado un lenguaje nada diplom√°tico. Su √ļnico
crimen es que existe. La contrarrevolución tiene sólo un objetivo:
destruir la revolución. Para actuar en legítima defensa, el objetivo de
las masas revolucionarias debe ser la destrucción de la contrarrevolución.
La chusma peque√Īoburguesa es capaz de hacer mucho ruido
en las calles pero cuando se enfrente a una demostración de fuerza
se dispersar√° como la paja movida por el viento. Esto pudimos verlo
en abril y lo veremos una vez más. La condición es que las masas
demuestren una completa determinación, que no haya más intentos
de compromiso.
48 LA REVOLUCI√ďN BOLIVARIANA. UN AN√ĀLISIS MARXISTA
En la ecuaci√≥n de la guerra civil ‚ÄĒporque es lo que se est√° desarrollando
ante nuestros ojos‚ÄĒ la conducta de las fuerzas armadas es
decisiva. En las capas superiores del ejército y la policía, hay indudablemente
elementos, al descubierto u ocultos, que han sido comprados
por la contrarrevolución y por la embajada estadounidense. Hay
otros que están inseguros ante qué camino coger y que están dudando
entre el pueblo o la reacción. Pero por cada contrarrevolucionario,
descubierto o encubierto, hay otros diez, cincuenta o cien soldados
leales a la revolución.
En ninguna parte las consecuencias de una política vacilante e inconsecuente
han demostrado ser más negativas que en el ejército. Al
no conseguir purgar en su momento los altos mandos del ejército de
elementos reaccionarios, los conspiradores han podido continuar su
trabajo sucio en los barracones. Estos elementos est√°n presentes y
quedó claro en el golpe de Estado de abril. Desde entonces, se han
visto obligados a ser más prudentes pero muchos de ellos todavía
están allí.
Sólo una ofensiva seria por parte de las masas puede alterar la correlación
de fuerzas dentro del ejército y situarla del lado de la revolución.
Una acción decisiva para aplastar la contrarrevolución paralizará
la voluntad de los reaccionarios en el cuerpo de oficiales y animar√°
a los soldados de la tropa y a los oficiales que est√°n del lado de
la población.
La clase obrera debe ponerse a la cabeza de la nación; debe mostrar
una solución a los millones de parados, pobres urbanos, mujeres,
jóvenes y campesinos sin tierra; debe establecer órganos de poder estables
en forma de comités electos; formar Comités por la Defensa de
la Revolución en cada centro de trabajo, en cada barrio, escuela, universidad,
granja y barracón del ejército; vincular estos comités sobre
bases locales, regionales y nacionales. ¬°Tomad el poder en vuestras
manos!
La amenaza de la contrarrevolución contiene un peligro mortal.
Una vez en el poder, la m√°scara sonriente de la ‚Äúdemocracia‚ÄĚ ser√°
desechada para revelar la violencia de la clase dominante. Los empresarios,
banqueros y terratenientes han pasado un miedo horrible
y querr√°n vengarse con la poblaci√≥n, hacerles pagar por los a√Īos de
‚Äúcaos‚ÄĚ y ‚Äúanarqu√≠a‚ÄĚ, demostrar qui√©n es el jefe, ense√Īarles una lecci√≥n
que nunca podr√°n olvidar.
III. LA REVOLUCI√ďN VENEZOLANA EN PELIGRO 49
Las masas deben armarse contra este peligro. La √ļnica soluci√≥n es
el armamento del pueblo y la formación de una milicia popular bajo
el control de comités revolucionarios. Permitir que las milicias patrullen
los barrios para protegerles contra el terrorismo contrarrevolucionario
y los saqueos. En lugar de saquear tiendas en busca de comida
‚ÄĒactos de desesperaci√≥n que s√≥lo empujar a los comerciantes a
los brazos de la reacci√≥n‚ÄĒ los comit√©s locales deben establecer un firme
control sobre el transporte y la distribución de comida.
El precio de la comida y otros artículos básicos de consumo debe
estar controlado por los comités de trabajadores, las amas de casa y
los pobres urbanos para evitar la especulación, la estafa y asegurar
que todo el mundo tenga lo suficiente. Se deben dar pasos inmediatos
para resolver el problema de la vivienda confiscando todas propiedades
las vacías e infrautilizadas, las segundas viviendas de los
ricos, etc.
Los trabajadores deben tomar inmediatamente las f√°bricas y establecer
el control obrero para reiniciar la producción. Los directores
que han colaborado con el cierre empresarial deben enfrentarse a una
disyuntiva: o hacen que la producción empiece de nuevo, o irán a la
c√°rcel. Los directores corruptos, ineficaces y contrarrevolucionarios
deben ser destituidos y sustituidos por personas honestas, ingenieros,
graduados y otras personas preparadas para servir a la causa de
la revolución.
Hay que acabar con el poder de los grandes terratenientes en el
campo, nacionalizar la tierra y animar a los campesinos y trabajadores
agrícolas a que ocupen las grandes propiedades.
Esta situación debería regularizarse tan pronto como fuera posible
con un decreto de emergencia que nacionalice las principales empresas,
la tierra y los bancos. Se deber√≠a dise√Īar un plan de producci√≥n
con la participación de todos los trabajadores, científicos, técnicos,
etc., con el objeto de movilizar todo el potencial productivo de la
nación en interés de toda la población, no para el enriquecimiento de
un pu√Īado de ricos par√°sitos.
Debería quedar claro que estas medidas no van dirigidas contra la
clase media, los peque√Īos comerciantes o los peque√Īos empresarios,
cuya propiedad no será tocada. El enemigo de la revolución es la oligarquía
responsable de la ruina del país y que roba y explota tanto a
la clase media como a la clase trabajadora. La nacionalización de la
50 LA REVOLUCI√ďN BOLIVARIANA. UN AN√ĀLISIS MARXISTA
banca y la instalación de un régimen de economía planificada permitirán
ayudar a los peque√Īos empresarios a trav√©s de cr√©ditos baratos
en unas condiciones asequibles. Con la nacionalización del transporte
y del comercio, incluidos los grandes supermercados, se eliminar√°n
los intermediarios que roban al peque√Īo campesinos y ponen
precios exorbitantes para el consumidor.
Estos pasos comerán terreno a la contrarrevolución y dotarán a la
revolución venezolana de la base inquebrantable que supone el apoyo
de las masas. Provocará ondas sísmicas por toda América Latina
y reverberar√°n en todo el mundo.
A pesar de todo su poder, el imperialismo estadounidense no podría
intervenir directamente. No sólo tendría las manos atadas con la
invasión planificada de Iraq, sino que además se enfrentaría con una
gran oposición de masas en casa, empezando por los millones de trabajadores
y jóvenes latinos, que ya están profundamente descontentos.
En lugar de eso, intentaría basarse en los estados vecinos para intervenir.
¬°Pero no es una propuesta tan sencilla! Colombia tiene un
gobierno de derechas proestadounidense pero est√° enredada en su
propia guerra civil; para Lula sería difícil justificar una intervención
contra Venezuela y ésta provocaría una crisis inmediata en Brasil.
En realidad, la situación es tan inestable que la revolución socialista
en Venezuela tendría un efecto dominó en toda América Latina.
Lejos de contemplar una intervención militar contra la revolución venezolana,
se enfrentaría al peligro de la revolución en su propio patio
trasero.
¬ŅTan dif√≠cil parece? Pues la alternativa es un mill√≥n de veces peor
porque el otro escenario posible es la derrota de la revolución y la victoria
de la contrarrevolución en Venezuela. Las consecuencias de esta
derrota serían extremadamente serias no sólo para el pueblo venezolano,
también para el conjunto de América Latina.
Los inicios del proceso revolucionario en Venezuela despertaron
la esperanza de millones de pobres a través de todo el continente
pero la revolución se detuvo a medio camino, y esto no es posible. No
se puede hacer media revolución, de la misma forma que nadie puede
medio nacer. Un nacimiento que se detiene a mitad del camino
acaba en un aborto, dolor y muerte. Es el momento de dejar de lado
todas las ilusiones. Es el momento de mirar a la realidad a la cara. Es
el momento de llevar la revolución venezolana hasta el final.
III. LA REVOLUCI√ďN VENEZOLANA EN PELIGRO 51
Sobre todo, es el momento de que todos aquellos que defienden la
revoluci√≥n y el poder obrero se unan en un √ļnico partido marxista,
capaz y dispuesto a luchar dentro del movimiento bolivariano para
poner fin a todas las vacilaciones y llevar la lucha hasta el final. El
éxito de la revolución depende del factor subjetivo, es decir, del partido
revolucionario y de su dirección. Ninguna fuerza sobre la faz de
la tierra podr√° derrotar a una clase obrera armada con las ideas y el
programa científico del marxismo.
¬°Por la democracia obrera y el internacionalismo proletario!
¬°Por un partido marxista!
¡Hacia la victoria de la revolución venezolana!
¡Hacia los Estados Unidos Socialistas de América del Sur!

Destacado

II. Venezuela: la revoluci√≥n en el punto de no retorno 4 de septiembre de 2002

 

La revolución en Venezuela ha alcanzado un punto que no permite
ya dar marcha atrás. En los tormentosos días de abril la burguesía intentó
dar un golpe de Estado contra el gobierno reformista de Hugo
Ch√°vez. Aunque contaba con el apoyo de las grandes empresas, los
dirigentes sindicales de derechas y la embajada de EEUU, el golpe
fracasó. En sólo 36 horas todo había terminado.
El primer intento de contrarrevolución fue derrotado por una insurrección
espontánea de las masas. Sirvió de verdadera inspiración
para los trabajadores y jóvenes de todo el mundo. Sin partido,
sin dirección, sin programa o una idea clara de hacia dónde iban,
los hombres y mujeres normales de los barrios m√°s pobres de Caracas
simplemente se levantaron y comenzaron a tomar su destino en
sus manos.
La calidad de la dirección es un elemento clave tanto en la revolución
como en la guerra. Adem√°s, es tan importante para las fuerzas
contrarrevolucionarias como para la clase obrera. Inmediatamente
después de tener el poder en sus manos, la coalición de empresarios,
aventureros políticos y oficiales descontentos del ejército,
comenzó a pelearse y dividirse ante lo que se debía hacer. Cuando
se enfrentaron al desafío serio de las masas, colapsaron como un castillo
de naipes
El colapso del golpe creó unas condiciones extraordinariamente
favorables para asestar un golpe decisivo a la contrarrevolución y
pasar a la ofensiva. No puede haber ninguna duda de que si Ch√°vez
hubiera querido, el pasado mes de abril se podía haber derrocado al
28 LA REVOLUCI√ďN BOLIVARIANA. UN AN√ĀLISIS MARXISTA
capitalismo en Venezuela. Además, en ese momento se podía haber
conseguido con relativa facilidad, sin una guerra civil.
CAMBIO EN EL EQUILIBRIO DE FUERZAS
Desgraciadamente, Chávez perdió la oportunidad. En lugar de
acudir a las masas para que llevaran a cabo una acción, temporizó
e intentó conciliar a los contrarrevolucionarios. Este fue un error
fatal. Como resultado, el equilibrio de fuerzas ahora es menos favorable
que antes. Los reaccionarios est√°n procediendo con cautela
pero una vez m√°s pasar√°n a la ofensiva, haciendo uso del aparato
judicial.
El 11 de agosto el Tribunal Supremo de Venezuela aprobó la exculpación
de cuatro oficiales acusados de dirigir el golpe contra el
presidente Hugo Ch√°vez en abril. Era la tercera vez en tres semanas
que la mayoría del Tribunal Supremo se negaba a juzgar a los oficiales;
los dos mandatos judiciales anteriores también fueron rechazados.
Esto indica una nueva etapa peligrosa en el conflicto.
La decisión del Supremo fue un golpe para Chávez. Está claro que
la reacción está reagrupándose y organizando su apoyo en la parte
superior del aparato del Estado. El movimiento del Supremo prepara
el terreno para la futura acusación de Chávez, que a su vez prepararía
el terreno para un golpe ‚Äúlegal‚ÄĚ.
Todo el mundo sabe que Ch√°vez fue la v√≠ctima de un golpe ‚Äúc√≠vico-militar‚ÄĚ
en el que pudo haber sido asesinado, pero con la exculpación
de los oficiales el Tribunal Supremo ha sembrado dudas acerca
de la legitimidad del gobierno. Esto indica que Ch√°vez ha perdido el
control de los m√°s altos niveles del sistema judicial venezolano. La
clase dirigente legítima, reflejando la presión de la burguesía y el imperialismo,
se ha puesto en la pr√°ctica de parte de los golpistas frente
al gobierno elegido democr√°ticamente.
El voto ha abierto una puerta legal para que los oponentes políticos
de Ch√°vez sigan adelante con su estrategia de buscar el procesamiento
y la destitución de la presidencia, acusada de corrupción y
otros cargos criminales, lo que prepararía el terreno para un golpe de
Estado. Este punto muerto sólo se puede resolver con una lucha
abierta entre las clases. Ninguna maniobra por arriba o constitucional
II. VENEZUELA: LA REVOLUCI√ďN EN EL PUNTO DE NO RETORNO 29
puede resolver la contradicción. Sólo se puede resolver en las calles,
en las fábricas y en los barracones del ejército. ¡La revolución está en
peligro! Se necesita una dirección audaz.
¬ŅY AHORA QU√Č?
Las maniobras del Tribunal Supremo son claramente la punta del iceberg.
La cuestión del poder está sobre la mesa. La pregunta es muy
sencilla: ¬ŅQui√©n es el amo de la casa? ¬ŅQui√©n domina? ¬ŅCu√°les son las
opciones? Chávez podría invocar a sus poderes constitucionales para
convocar una nueva asamblea constitucional, lo que en la práctica supondría
abolir la Asamblea Nacional, el Tribunal Supremo y otras
instituciones gubernamentales e inmediatamente llevaría a un punto
culminante. Esto es lo que quiere evitar pero tarde o temprano un
choque abierto ser√° inevitable. La √ļnica cuesti√≥n es si tendr√° lugar en
unas condiciones m√°s favorables para las fuerzas revolucionarias o
para la contrarrevolución.
El partido Movimiento Quinta Rep√ļblica de Ch√°vez cuenta con
una peque√Īa mayor√≠a en la Asamblea Nacional pero han aparecido
las fisuras en el propio gobierno. En cualquier caso, no será la aritmé-
tica parlamentaria sino la lucha de fuerzas vivas la que determine la
solución final. Cualquier intento de entrampar esta situación con la
convocatoria de una nueva asamblea constitucional le llevar√° a una
confrontación con las fuerzas de la reacción, dentro y fuera de Venezuela.
¬ŅEn qu√© fuerzas se puede basar Ch√°vez en esta lucha? S√≥lo en
los trabajadores, en los campesinos y en la base de las fuerzas armadas.
El presidente afirma que cuenta con el pleno apoyo de la población
y el ejército en su enfrentamiento con el Tribunal Supremo y
otros enemigos de la Revolución Bolivariana. Este hecho debe ponerse
a prueba.
LA CONTRARREVOLUCI√ďN SE PREPARA
Desde los acontecimientos del pasado mes de abril, las fuerzas de la
contrarrevolución se han reagrupado y organizado para una nueva
ofensiva. Un antiguo aliado político de Chávez, el ex ministro de
30 LA REVOLUCI√ďN BOLIVARIANA. UN AN√ĀLISIS MARXISTA
Justicia e Interior Luis Miquilena, fundó hace poco una nueva organización
política llamada Partido de la Solidaridad como un punto de
reunión de las fuerzas de la reacción. Miquilena está pidiendo una
enmienda constitucional para acortar el tiempo de mandato del presidente
y pide a los venezolanos que ‚Äútomen las calles‚ÄĚ para obligar
al Tribunal Supremo y a la Asamblea Nacional a deshacerse de Ch√°-
vez ‚Äúlegal y constitucionalmente‚ÄĚ. La nueva organizaci√≥n de Miquilena
está conspirando con el partido de la oposición, Acción Democrática,
para convocar en septiembre protestas callejeras y huelgas
para obligar a dimitir a Ch√°vez.
Los intentos de Ch√°vez para evitar la crisis est√°n equivocados. Las
tensiones sociales en Venezuela r√°pidamente est√°n alcanzando un
punto culminante, hecho que se refleja en las constantes manifestaciones
y contramanifestaciones. Alarmado con la escalada de violencia,
Ch√°vez ha apelado a los trabajadores para que se desarmen
mientras que hay informes que indican que en los barrios de clase
media los enemigos del gobierno se est√°n armando hasta los dientes.
Pero los discursos de Ch√°vez no han impedido que los trabajadores
comiencen a armarse: cientos de rifles de asalto FAL 7,62 mm desaparecieron
de los arsenales del ejército y de la Guardia Nacional después
de los dos intentos fallidos de golpe de Estado en febrero y noviembre
de 1992; la mayoría no se ha recuperado.
Desgraciadamente, en ausencia de una dirección revolucionaria
firme con una estrategia y un plan de acción coherentes, las energías
de las masas se pueden disipar en toda una serie de choques aislados
y descoordinados e incluso en actos de terrorismo individual. Seg√ļn
informaba el 2 de agosto Unión Radio, civiles armados leales al presidente
abrieron fuego contra la policía metropolitana en la Avenida
Sucre de Caracas. También se dice que los francotiradores abrieron
fuego contra un helicóptero de la policía metropolitana desde los tejados
de un barrio pobre durante el segundo día de violentos disturbios
callejeros protagonizados por los seguidores de Ch√°vez tras conocer
la decisión del Supremo.
M√°s tarde dijeron que los francotiradores eran miembros de un
grupo llamado Tupamaro, que tiene su base entre los pobres urbanos,
pero los dirigentes tupamaros negaron la acusación y dijeron
que ellos sólo actuarían como parte de un movimiento popular nacional
para defender la revolución. Puede que fuese una provocación.
II. VENEZUELA: LA REVOLUCI√ďN EN EL PUNTO DE NO RETORNO 31
Debemos esperar para conocer la verdad. Los métodos del “guerrillerismo
urbano‚ÄĚ en el pasado demostraron ser un desastre en Argentina
y Uruguay. La forma de derrotar a la reacción se pudo ver en abril,
cuando el golpe fue aplastado por el movimiento de las masas.
Sería trágico que el colosal potencial revolucionario de la clase
obrera y de la juventud fuera desviado hacia el camino del guerrillerismo
urbano. Lo que se necesitan no son disparos aislados con la policía
y el ejército, incidentes que pueden ser utilizados por los contrarrevolucionarios
para desacreditar el movimiento de masas y justificar
la represión, sino preparativos serios para una insurrección
armada. No se necesita el ‚Äúguerrillerismo urbano‚ÄĚ (es decir, el terrorismo
individual), sino una insurrección de las masas, encabezada por la
clase obrera, a escala nacional.
EL AMBIENTE PUEDE CAMBIAR
El balance de fuerzas es a√ļn favorable a la revoluci√≥n pero no durar√°
siempre. En esta situación el ambiente de las diferentes clases
puede cambiar muy r√°pidamente. El tiempo no corre del lado de la
revolución, sino del de sus enemigos. Ya se ha perdido un tiempo
precioso. Después del fracaso del golpe, las fuerzas de la reacción estaban
desmoralizadas y desorientadas. Probablemente todavía no se
han recuperado del golpe. Hace poco estallaron protestas violentas
contra Ch√°vez en las zonas ricas de Caracas, cerca del palacio presidencial
de Miraflores y del edificio del Tribunal Supremo, pero sólo
contaron con el apoyo de unos cientos de seguidores, lo que sugiere
que la clase media no tiene agallas para librar una lucha seria en estos
momentos.
Pero esta situación no durará. Incluso ahora el cuadro es desigual
y demuestra procesos contradictorios. En los √ļltimos d√≠as los
guardias nacionales utilizaron gas lacrimógeno contra los manifestantes
chavistas; en el pasado los gasearon en muchas ocasiones. Parece
que es la primera vez que se han vuelto contra los seguidores
del gobierno. Este peque√Īo pero significativo detalle sugiere que el
trabajo de los contrarrevolucionarios en el ejército y la policía no
s√≥lo contin√ļa, sino que adem√°s est√°n consiguiendo resultados. Es
un serio aviso.
32 LA REVOLUCI√ďN BOLIVARIANA. UN AN√ĀLISIS MARXISTA
Sin embargo, Ch√°vez debe haber comprendido que el riesgo de
ser procesado y defenestrado crece seg√ļn pasan los d√≠as. El pr√≥ximo
golpe no va a ser tan pac√≠fico como el √ļltimo, por lo que puede que
decida que no hay m√°s alternativa que convocar una nueva asamblea
constitucional. Sin embargo, este movimiento sólo tendría éxito si
moviliza a las √ļnicas fuerzas en las que puede basarse para luchar y
derrotar a la contrarrevoluci√≥n. Su √ļnica esperanza es apelar a las
masas de trabajadores, campesinos y soldados por encima de los burócratas
y oficiales reaccionarios.
La crisis económica es ahora la amenaza más seria para Chávez,
quien prometió mejorar el nivel de vida. El fracaso está minando su
base de apoyo. Las masas no pueden sobrevivir con una dieta compuesta
√ļnicamente de discursos revolucionarios. Si no hacen nada
para resolver sus problemas más urgentes, la desilusión y la apatía
aparecer√°n. El peligro es real: las √ļltimas encuestas demuestran que
Chávez todavía cuenta con un apoyo de entre el 25 y el 30 por ciento
de la población adulta venezolana pero este porcentaje es bastante
bajo si se compara con el apoyo que tenía después de la derrota del
golpe. Dos tercios de la población ahora ven el paro, la inflación y la
inseguridad personal como los tres problemas m√°s importantes.
La recesión mundial hace poco probable que los precios del petró-
leo se recuperen lo suficiente como para proporcionar al gobierno Ch√°-
vez los recursos fiscales necesarios para estimular la econom√≠a. La √ļnica
forma de conseguirlo sobre bases capitalistas sería aumentando la
oferta monetaria a través de la devaluación de la moneda o imprimiendo
más bolívares. Cualquiera de estas políticas provocaría una explosión
de la inflación que erosionaría el nivel de vida de las masas y profundizaría
la crisis económica, preparando el camino para una caída
a√ļn m√°s profunda de la producci√≥n y el aumento del desempleo.
La crisis económica se está profundizando. Se calcula que el déficit
fiscal supera ahora el 8 por ciento del PIB. Para cubrir esto, el ministro
de Economía, Tobías Nobrega, anunció recientemente que el gobierno
aumentaría la producción de petróleo en 400.000 barriles diarios.
Algunas fuentes predicen que este a√Īo la econom√≠a se contraer√° entre
el 5 y el 6 por ciento. La inflaci√≥n sube y este a√Īo se pondr√° entre el 25
y el 40 por ciento, erosionando los ya de por sí bajos niveles de vida. La
moneda se ha depreciado r√°pidamente y, seg√ļn algunas estimaciones,
m√°s del 15 por ciento de la fuerza laboral est√° en paro.
II. VENEZUELA: LA REVOLUCI√ďN EN EL PUNTO DE NO RETORNO 33
Se ha producido una huida de capital: m√°s de 80.000 millones de
d√≥lares se han depositado en el extranjero. Al mismo tiempo, seg√ļn
el √ļltimo √ćndice de Desarrollo Humano de la ONU, el 23 por ciento
de los venezolanos viven con menos de un dólar al día y el 20 por
ciento está crónicamente mal nutrido. El economista venezolano
Gustavo García avisó que el ingreso real per cápita podría caer este
a√Īo un 7 por ciento, lo que significar√≠a que para finales de este a√Īo el
ingreso anual medio del venezolano, medido en términos constantes,
caería a los niveles de 1961 (Stratfor, 25/7/2002).
EL PUNTO DE NO RETORNO
La revolución venezolana ha alcanzado un punto en el que no se puede
dar marcha atrás: sólo puede salvarla la movilización general de
la clase obrera y el campesinado. Organizados en comités revolucionarios
elegidos democr√°ticamente deben prepararse para tomar el
poder en sus manos. Las masas deben armarse y prepararse para
aplastar a la reacci√≥n cuando √©sta levante la cabeza. Esta es la √ļnica
garantía real de éxito.
En cierto sentido, este proceso ya ha comenzado. Las masas de los
seguidores de la revolución se están organizando en los barrios, las
fábricas e incluso los barracones. Hemos visto el surgimiento de comités
de organización por todo el país y se están coordinando local,
regional y nacionalmente. Están los Comités Bolivarianos, la Asamblea
de Comités Populares en Zulia, la Coordinación Popular en Caracas
y entre los trabajadores est√° el Bloque Sindical Clasista y Democr√°tico.
Este √ļltimo pide el juicio y castigo para los organizadores
del golpe, la nacionalización de los medios de comunicación bajo
control obrero, una escala móvil precios-salarios y la nacionalización
de la industria del petróleo entre otras medidas. Originalmente surgió
en el Estado industrial de Carabobo y tiene el apoyo de las organizaciones
sindicales de Ford, Mavesa, Firestone, Goodyear, General
Motors y los sindicatos regionales del textil y electricidad. El Bloque
se está extendiendo a otras regiones: existe una organización similar
en el estado de Aragua entre los trabajadores del textil, del metal, de
la carne, de la alimentación, del papel y en las fábricas de Iberia y de
Pepsi Cola.
34 LA REVOLUCI√ďN BOLIVARIANA. UN AN√ĀLISIS MARXISTA
Todas estas organizaciones tienen una actitud crítica hacia la organización
oficial del movimiento bolivariano ‚ÄĒel Movimiento
Quinta Rep√ļblica (MVR)‚ÄĒ; muchos de sus dirigentes est√°n acusados
de provocar el desorden y sabotear. Los comités han ido más allá incluso:
han pedido una reunión con Chávez para discutir con él sus
críticas hacia el movimiento oficial y para obligarle a girar a la izquierda
y han convocado una reunión nacional de organizaciones
populares para este mes.
Las capas superiores del ejército sufren la presión de la burguesía
venezolana y del imperialismo. Los acontecimientos del pasado mes
de abril demostraron que el control que tiene Ch√°vez sobre las fuerzas
armadas es muy débil pero también que un sector de las fuerzas
armadas ‚ÄĒprobablemente la mayor√≠a‚ÄĒ todav√≠a no est√° dispuesto a
emprender el camino de la contrarrevolución. Esto es así incluso entre
un sector de los oficiales pero est√° mucho m√°s extendido entre la
tropa y los suboficiales. Es necesaria una acción decisiva para unir a
los elementos revolucionarios de las fuerzas armadas y aislar a los reaccionarios.
Se deben formar comités de soldados y oficiales revolucionarios
en todos los barracones para desarmar y arrestar a los elementos
contrarrevolucionarios.
El punto central de la contrarrevolución se encuentra en los despechos
de los directores de los bancos y las grandes empresas. A menos
que se arrebate el poder a la burguesía, Venezuela nunca se liberará
de la amenaza contrarrevolucionaria. ¬°Hay que expropiar a los
capitalistas, banqueros y terratenientes! ¬°Hay que nacionalizar los
bancos y las grandes empresas bajo el control y la dirección democrá-
tica de los trabajadores! √Čsa es la √ļnica forma de salvaguardar la revoluci√≥n
venezolana y llevarla hacia delante.
Pero la victoria de la revolución en Venezuela no será el final. Una
Venezuela revolucionaria se enfrentaría desde el primer día a la oposición
internacional. Washington utilizaría a sus títeres en la Organización
de Estados Americanos para intentar organizar una campa√Īa
de sabotaje, bloqueos e incluso una intervención militar directa contra
la revolución. En el pasado lo vimos en Cuba pero también vimos
que la contrarrevolución puede ser derrotada.
La √ļnica forma de salvaguardar la revoluci√≥n venezolana es adoptar
una política decidida de internacionalismo proletario. La revolución
no se debe limitar a Venezuela, debe extenderse a otros países de
II. VENEZUELA: LA REVOLUCI√ďN EN EL PUNTO DE NO RETORNO 35
América Latina y, finalmente, a los propios EEUU. Al encontrarse
con revoluciones en toda América Latina, EEUU no podría intervenir.
Por el contrario: se enfrentaría a movimientos revolucionarios
en casa.
La revolución venezolana no puede detenerse en la mitad del camino.
Hugo Chávez comenzó el proceso pero sólo los trabajadores y
campesinos pueden concluirlo con la toma del poder en sus manos.
La revolución bolivariana, si no se reduce a una frase vacía, debe significar
la revolución socialista en Venezuela. Y la clase obrera venezolana
debe inscribir en su bandera el objetivo de los Estados Unidos
Socialistas de Am√©rica Latina. √Čsa es la √ļnica perspectiva que puede garantizar
la victoria final.

Destacado

CONTINUACI√ďN…

En un país tras otro los trabajadores, campesinos y parados están
empezando a recuperarse. ¬°√Čsta es la reserva de masas de la revoluci√≥n
venezolana!
Hace mucho tiempo León Trotsky habló de la revolución permanente.
Esta es la √ļnica salida para pa√≠ses como Venezuela. Hay que
afrontar los hechos: la burguesía no puede jugar un papel progresista
en Venezuela. Sólo bajo el dominio de la clase obrera podéis comenzar
a resolver los problemas. Sobre la base de una economía socialista
planificada, bajo el control democrático y la Administración
de los propios trabajadores se pueden conseguir inmensos progresos
pero la revolución aislada no puede durar mucho tiempo. O se extiende
a otros países, o tarde o temprano será destruida. El internacionalismo
por lo tanto es una cuestión de vida o muerte para la revolución
venezolana.
Hugo Chávez ha hablado de la revolución bolivariana. Cuando
Simón Bolívar levantó la bandera de la rebelión contra el imperialismo
espa√Īol ten√≠a en mente una guerra de liberaci√≥n nacional que
unir√≠a a todos los pueblos de Am√©rica Latina. Pero este sue√Īo fue
traicionado por la llamada burguesía nacional, que organizó la balcanización
de América Latina. Esta es la verdadera causa de la esclavización
y opresión de un continente poderoso.
La √ļnica forma de derrotar al imperialismo estadounidense es con
la unión de la revolución venezolana con las luchas que están teniendo
lugar en toda América Latina. En todas partes, el sistema capitalista
está en crisis. Sólo puede ofrecer al pueblo pobreza, miseria y
desempleo. Subyuga a todas las naciones al control del imperialismo
estadounidense y la dictadura del Capital, vaciando de contenido las
palabras ‚Äúdemocracia‚ÄĚ y ‚Äúsoberan√≠a‚ÄĚ. Lo √ļnico que hace falta es una
victoria y todos los regímenes capitalistas podridos y en bancarrota
colapsarán en todas partes. El camino estará abierto para la realización
del sue√Īo de Bol√≠var en la √ļnica forma que ser√° posible: los Estados
Unidos Socialistas de América Latina.
El mes de diciembre pasado la clase obrera argentina demostró
cu√°l es el camino. Ahora los trabajadores venezolanos y argentinos
están en la línea de frente de la revolución latinoamericana. Todos los
ojos est√°n puestos en Venezuela. Las apuestas est√°n muy altas. Una
victoria decisiva en Venezuela transformaría toda la situación pero la
victoria no est√° garantizada.
26 LA REVOLUCI√ďN BOLIVARIANA. UN AN√ĀLISIS MARXISTA
Es necesario sacar conclusiones serias de los acontecimientos de
los √ļltimos tres d√≠as. No es posible hacer media revoluci√≥n. No es posible
mejorar las condiciones de las masas y dejar a la burguesía podrida
y reaccionaria el control de los medios de producción. Hay que
arrancar de las manos de los capitalistas la tierra, los bancos y las industrias.
El poder económico debe estar en manos del pueblo. Esa es
la primera condici√≥n para la victoria. Sin ella no es posible dar ning√ļn
paso adelante.
Es necesaria una tendencia marxista consciente y audaz que participe
en el Movimiento Quinta Rep√ļblica (MVR) y que proporcione
la perspectiva, el programa y la estrategia necesaria. Los elementos
para esta tendencia ya existen. Ahora todo depende de la velocidad
con que puedan organizar, movilizar a la clase obrera y dirigirla hacia
la victoria. La victoria de la revolución venezolana será la chispa
que encenderá el fuego en toda América Latina.

Destacado

continuaci√≥n…EL COLAPSO DEL GOLPE

El papel de las masas fue decisivo para derrotar la contrarrevolución.
Frente al levantamiento espont√°neo de las masas, los intentos de imponer
una dictadura fracasaron inmediatamente. Sin el apoyo de las
I. REVOLUCI√ďN Y CONTRARREVOLUCI√ďN EN VENEZUELA 19
fuerzas armadas, la burguesía no podía establecer fácilmente una
dictadura pero la reacción de las masas rápidamente agravó las divisiones
en el ejército. ¡Se suponía que esto no tenía que ocurrir! Parece
que la breve presidencia interina de Carmona no cuajó porque los
contrarrevolucionarios burgueses ‚ÄĒsin duda bajo la presi√≥n de la
CIA‚ÄĒ intentaron ir demasiado lejos y demasiado deprisa, abriendo
una escisión entre ellos y un sector de los generales que, correctamente,
temían una guerra civil.
Los dirigentes del golpe comenzaron a dividirse y discutir entre
ellos. Desde este momento, el golpe estaba condenado. Stratfor informa
de los acontecimientos que llevaron a su colapso:
“Las medidas políticas y económicas de Carmona anunciadas en
su toma de posesión el 12 de abril, incluida la disolución de la Asamblea
Nacional y la destitución de los jueces del Tribunal Supremo y
otros organismos clave del gobierno, no eran lo que habían acordado
entre las facciones políticas, cívicas y militares que formaban la coalición
de centro derecha que respaldó a Carmona y que pretendía a
tender la mano al centro izquierda moderado.
El golpe de derechas, dentro del golpe, estaba dirigido por un
grupo de oficiales militares que eran protegidos del general retirado
Rubén Rojas, en asociación con empresarios ultraconservadores y políticos
‚ÄĒalgunos de ellos pertenecientes a la organizaci√≥n ultra conservadora
cat√≥lica del Opus Dei‚ÄĒ. El ministro de defensa de Carmona,
Héctor Ramírez Pérez, es un protegido de Rojas, mientras que la
elección de Carmona para ministro de interior, José Rodríguez Iturbe,
pertenec√≠a al Opus Dei‚ÄĚ.
En otras palabras, los reaccionarios se excedieron. Cuando Carmona
anunció la disolución de la Asamblea Nacional, la coalición
‚Äúc√≠vico-militar‚ÄĚ que apoyaba al gobierno interino de Carmona, r√°pidamente
colapsó, mientras que el equilibrio de fuerzas se inclinaba a
favor de Ch√°vez. Con el aumento de las protestas en las calles, el apoyo
civil y obrero de Carmona se evaporó y la FAN también se dividió
en, al menos, tres grupos distintos y que ahora luchaban por el
poder dentro del ejército.
Al darse cuenta de que la situación se le escapaba de las manos, Vásquez
Velasco, en un discurso televisado para todo el país, condicionó
su apoyo a Carmona al restablecimiento inmediato de la Asamblea Nacional.
Carmona accedió inmediatamente. Sin embargo, reintegrado el
20 LA REVOLUCI√ďN BOLIVARIANA. UN AN√ĀLISIS MARXISTA
presidente de la Asamblea Nacional, Lara, r√°pidamente depuso a Carmona
y juró como presidente el anterior vicepresidente Cabello, anunciando
el regreso de Chávez al palacio presidencial. La rebelión se derrumbó
como un castillo de naipes y el ejército se abrió de par en par.
DIVISIONES POR ARRIBA
Es evidente que Chávez todavía tiene un apoyo considerable no sólo
entre las masas, sino también en el ejército. El general Baduel se declaró
en rebelión contra el gobierno de Carmona incluso antes de que
jurara el 12 de abril. A su mando tenía a 2.000 paracaidistas de élite y
un gran arsenal de armas y munici√≥n; ¬°√©sta no era una amenaza peque√Īa!
El general de división Julio García Montoya, secretario permanente
del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional, también se
declaró en rebeldía y su oposición al gobierno interino se conoció a
través de una entrevista telefónica con la televisión cubana que trasmite
en Venezuela.
Stratfor contin√ļa: ‚ÄúUn grupo est√° dirigido por el general Efra√≠n
Vásquez Velasco, que apareció el 11 y 12 de abril como el líder de una
facción de centro derecha de oficiales de carrera que se oponían a los
intentos de Chávez de politizar la FAN y apartar el país de una democracia
capitalista. El grupo de Vásquez Velasco negoció el acuerdo
con los dirigentes de la oposición cívica y política que instalaron
a Carmona como un presidente interino de consenso.
Un segundo grupo est√° formado por oficiales ultraconservadores
en los cuatro cuerpos militares de la FAN. Algunos de estos oficiales
son desde hace tiempo protegidos de Rojas y otros ‚ÄĒincluidos algunos
miembros del Opus Dei‚ÄĒ aclamados por el democratacristiano
Partido Copei, desde hace tiempo dominado por el antiguo presidente
Rafael Caldera (que adem√°s es suegro de Rojas).‚ÄĚ Seg√ļn las fuentes
consultadas por Stratfor, este grupo planeó dar un golpe contra
Chávez el 27 de febrero pero abortó el intento debido a la fuerte presión
de los colegas centristas dentro de la FAN y de la Administración
Bush en Washington.
“El tercer grupo consiste en oficiales pro Chávez, incluido el general
Ra√ļl Baduel, que dirigen la Brigada 42 de paracaidistas con
base en Maracay, en el estado de Aragua. √Čsta es la antigua unidad
I. REVOLUCI√ďN Y CONTRARREVOLUCI√ďN EN VENEZUELA 21
de Chávez y Baduel es uno de sus amigos más cercanos y aliado político
en el ej√©rcito‚ÄĚ.
Alexis de Tocqueville dijo hace mucho tiempo que la revolución
comienza por arriba. Los √ļltimos informes demuestran claramente
que la clase dominante en Venezuela está dividida y esta división se
extiende a la c√ļpula del Estado y de las fuerzas armadas. √Čsta, como
explicó Lenin, es la primera condición para una revolución. El intento
fracasado de contrarrevoluci√≥n exacerbar√° a√ļn m√°s estas contradicciones
y divisiones en la clase dominante y crear√° condiciones m√°s
favorables para un vuelco social completo. Los reaccionarios se han
visto obligados a pasar a la defensiva y durante un tiempo estar√°n
paralizados e incapaces de actuar. Una palabra valiente desde arriba
sería suficiente para privar a la reacción de su base social y permitir
incluso una transferencia pacífica del poder a la clase obrera.
Hay momentos en la historia que son decisivos. Es una cuestión de
‚Äúo esto… o esto‚ÄĚ. La contrarrevoluci√≥n ha arrojado el guante. Su primer
intento ha fracasado. ¡Pero eso no durará para siempre! La burguesía y
sus seguidores en el ejército están decididos a librarse de Chávez por
un medio u otro. Su resolución contará con el apoyo de Washington,
que tiene muchas razones para querer derrocar al régimen de Chávez.
Marx se√Īal√≥ que la revoluci√≥n necesita el l√°tigo de la contrarrevoluci√≥n.
La situación actual es una reminiscencia del tancazo en Chile,
el primer intento abortado de derrocar al gobierno de Allende, que
fue derrotado por el movimiento de masas. No hay duda de que si
Salvador Allende hubiera aprovechado ese momento para hacer un
llamamiento a las masas para actuar, la revolución habría triunfado
fácilmente; pero cuando la oportunidad se perdió, los contrarrevolucionarios
en las fuerzas armadas (debemos recordar que Pinochet era
supuestamente un ‚Äúdem√≥crata‚ÄĚ leal) se reagruparon y prepararon un
golpe sangriento pocos meses m√°s tarde. ¬°Esto es un serio aviso para
los trabajadores de Venezuela!
EL PAPEL DE CH√ĀVEZ
Después de los acontecimientos del 11 y 13 de abril, la situación es
completamente inestable. No se ha solucionado nada. La situación en
muchos aspectos se parece a la que existía en Cuba en 1960. No es
22 LA REVOLUCI√ďN BOLIVARIANA. UN AN√ĀLISIS MARXISTA
muy conocido que cuando llegó Castro al poder no tenía intención de
nacionalizar los medios de producción. Su programa era un programa
de reformas democráticas que no iba más allá de los límites del
sistema capitalista. En realidad, declaraba p√ļblicamente que su modelo
era… EEUU.
Sin embargo, sobre bases capitalistas, no hay salida para países
como Cuba y Venezuela. El intento de Castro de llevar adelante reformas
para mejorar las condiciones del pueblo cubano entró inmediatamente
en conflicto con el imperialismo y los grandes monopolios
estadounidenses que controlaban la economía cubana. Para defender
las conquistas de la revolución Castro tuvo que nacionalizar la
propiedad del imperialismo estadounidense y eliminar el capitalismo
en Cuba.
Aunque la revolución cubana no siguió el modelo clásico de la revolución
de octubre y los trabajadores nunca tomaron el poder a través
de sóviets elegidos democráticamente, Castro contaba con el
apoyo de las masas y la expropiación del latifundismo y el capitalismo
en Cuba representó un golpe para el imperialismo y un gran
paso adelante.
Los imperialistas estadounidenses se quemaron los dedos en
Cuba. Su intento de destruir la revolución basándose en fuerzas contrarrevolucionarias
armadas y financiadas por la CIA terminó con la
humillante derrota en la Bahía de Cochinos.
No hay duda de que Washington teme que Ch√°vez emprenda el
mismo camino que Castro, a qui√©n admira p√ļblicamente, pero eso
parece poco probable. Ch√°vez no puede esperar ayuda de La Habana
si sigue ese camino. El régimen cubano deseará permanecer al
margen de eso. La Habana se limitar√° a dar un consejo y ese consejo
ser√° intentar hacer entender a Ch√°vez la necesidad de no ir demasiado
lejos para no provocar a los estadounidenses y otras cosas por el
estilo. Como Castro no quiere provocar a los propios estadounidenses,
desde su punto de vista éste es un consejo juicioso que de hecho
ya ha dado a Chávez. Pero su consejo significará la destrucción de la
revolución venezolana.
El drama no ha terminado. Venezuela todavía está en una profunda
crisis económica, el abismo entre las clases es profundo. Hay una
creciente polarización entre la izquierda y la derecha. La crisis inmediata
ha provocado un revés para la contrarrevolución. Sin embargo,
I. REVOLUCI√ďN Y CONTRARREVOLUCI√ďN EN VENEZUELA 23
el conflicto no ha terminado. El equilibrio de fuerzas que giró tan decisivamente
a favor de Ch√°vez el 13 de abril puede girar igual de r√°-
pido hacia el otro lado. Va a estar bajo la despiadada presión del imperialismo
estadounidense. La burguesía, con el apoyo activo y ánimo
de la CIA, intensificar√° su campa√Īa de sabotaje y distorsi√≥n.
Ni siquiera se puede garantizar que Ch√°vez cuente con el apoyo
suficiente en la Asamblea Nacional para retener la presidencia. Seg√ļn
un escrutinio informal en la asamblea y las fuerzas armadas
(FAN), aproximadamente el 75 por ciento de los miembros de la
asamblea se oponían a que Chávez continuara como presidente. El
anterior ministro de interior y justicia, Luis Miquilena, que encabeza
un bloque considerable de votos moderados dentro del Movimiento
Quinta Rep√ļblica (MVR), ser√° una ayuda en cualquier esfuerzo de
acabar con la presidencia de Ch√°vez por medios legales y constitucionales.
La posición de Chávez es por lo tanto muy precaria. Si no hace
lo que demandan los capitalistas e imperialistas puede ser destituido
por la propia Asamblea Nacional.
LA VERDADERA REVOLUCI√ďN BOLIVARIANA
Chávez sin duda es un hombre honrado que quiere actuar en interés
de su país y su pueblo. Sus intenciones son buenas. Pero en política,
igual que en la vida, las intenciones nunca son suficientes. El problema
es que Ch√°vez no es un marxista y tiene una tendencia a ser inconsistente.
Eso puede resultar fatal en una situación donde el equilibrio
de fuerzas no es tan inestable. Si Ch√°vez fuera un marxista,
apelaría a las masas por encima de la Asamblea Nacional. Haría un
llamamiento para la creación de comités de acción en cada fábrica, refinería
y barrac√≥n del ej√©rcito, como √ļnica salida para defender la revoluci√≥n
y desarmar las fuerzas contrarrevolucionarias. La clase
obrera debe estar armada para defenderse contra el peligro de otro
golpe. Sólo la acción decisiva puede evitar una nueva crisis en la que
la contrarrevoluci√≥n asumir√° un car√°cter a√ļn m√°s violento y asesino.
La posición del ejército es un factor crucial. Los reaccionarios en
los barracones han sufrido un serio revés pero se reagruparán con la
ayuda activa de la embajada estadounidense. Las próximas 24 y 48
horas podrían ser decisivas. Si no se adopta una acción firme para
24 LA REVOLUCI√ďN BOLIVARIANA. UN AN√ĀLISIS MARXISTA
derrotar y desarmar la contrarrevolución podría estallar una guerra
civil, una lucha entre las unidades militares que se oponen o apoyan
a Ch√°vez. Si la clase obrera act√ļa con la suficiente energ√≠a, r√°pidamente
se puede ganar del lado de la revolución a la base del ejército.
Los mejores oficiales les seguir√°n, aislando a los elementos reaccionarios.
La revoluci√≥n puede triunfar a√ļn, con la m√≠nima violencia
y pérdida de vidas pero si vacila, está perdida. El camino estará preparado
para un terrible ba√Īo de sangre, terminando con una dictadura
militar terrible.
Sobre todo, es necesario acabar con la resistencia de los empresarios
y sus compinches. ¡Por la expropiación inmediata de la propiedad
de los imperialistas y la burgues√≠a venezolana! La √ļnica forma
de eliminar el peligro de la contrarrevolución es eliminando su base
de apoyo, expropiando a la clase capitalista. La Asamblea Nacional
podría publicar inmediatamente un decreto de emergencia para tal
efecto. Si los contrarrevolucionarios en la Asamblea Nacional intentan
bloquearlo, entonces la √ļnica salida es disolver la asamblea y gobernar
a través de comités populares electos.
¬°Trabajadores de Venezuela, todo depende ahora de vosotros!
Con vuestras acciones habéis derrotado la contrarrevolución pero
vuestra victoria no est√° asegurada. Sobre vuestras cabezas, familias y
todo lo que amáis pende un grave peligro. ¡Recordad lo que ocurrió
en Chile! ¡No confiéis en aquellos que os dicen que todo está solucionado,
que la situación está en calma, que la democracia está a salvo
en manos de la Asamblea Nacional! A menos que no se acabe con el
poder de los capitalistas ‚ÄĒestos funcionarios locales del imperialismo
estadounidense‚ÄĒ, vuestras conquistas nunca estar√°n a salvo.
¬°Basaos √ļnicamente en vuestra propia fuerza y unidad! ¬°Formad
comités de acción para defender la revolución y derrotar a la reacción!
¬°Extendedlos y unidlos sobre bases locales, regionales y nacionales!
Una vez que el poder de la clase obrera est√© organizado ning√ļn
poder sobre la tierra podr√° resistirse. La escena estar√° preparada
para el final, para el momento decisivo entre la clase obrera y las fuerzas
de la reacción.
Os enfrent√°is a un poderoso enemigo, al imperialismo estadounidense
pero en realidad, este enemigo es un coloso con pies de barro.
Cont√°is con aliados poderosos en los millones de explotados y oprimidos
de Am√©rica Latina: en Argentina, Per√ļ, Ecuador, Colombia‚Ķ

Destacado

LA REVOLUCI√ďN BOLIVARIANA Un an√°lisis marxista Alan Woods

√önete a la campa√Īa
MANOS FUERA DE VENEZUELA

                                                                                                                           ¡Manos Fuera de Venezuela! Muchas gracias a todos los
luchadores del mundo que est√° apoyando esta campa√Īa¬†por la libertad no solo de Venezuela sino de todo el
mundo.
Mi reconocimiento al inestimable trabajo de la Campa√Īa Manos Fuera
de Venezuela. Os animo a seguir adelante, seguro que este trabajo
finalmente conseguirá frutos importantes. Mi mensaje es de optimismo y esperanza, luchando todos unidos por la misma causa.
Adan Chávez, dirigente bolivariano y embajador de Venezuela en Cuba
Los abajo firmantes, miembros del Comité Coordinador Nacional de la
Unión Nacional de Trabajadores (UNT), queremos enviar nuestro
agradecimiento a la campa√Īa Manos Fuera de Venezuela por las diferentes¬†campa√Īas de solidaridad que han organizado en apoyo del proceso¬†de cambio que est√° atravesando nuestro pa√≠s… Hacemos un llamamiento¬†a todos los seguidores de la campa√Īa en distintos pa√≠ses paraque contin√ļen con el trabajo a favor de los mismos objetivos como han¬†hecho hasta ahora.¬†Orlando Chirinos, Stalin P√©rez Borges,
Rubén Linares y Eduardo Pinate.

 

La población de Venezuela necesita urgentemente ayuda. Enferma
durante décadas de gobierno corrupto y la austeridad impuesta
por el FMI, millones de personas eligieron en 1998 a
Hugo Chávez como presidente y comenzó una transformación
social popular.
Los objetivos de la ‚Äúrevoluci√≥n de los pobres‚ÄĚ de Ch√°vez
eran la reforma agraria, control del petróleo del país, educación
y cuidado sanitario para todos, y una verdadera democracia en
mayos de la gente corriente.
Gracias a los programas iniciados por el gobierno:
¬∑ Un mill√≥n de ni√Īos m√°s han entrado en el sistema educativo,
se han construido 657 nuevas escuelas y hay 36.000 profesores
m√°s (el presupuesto educativo se ha m√°s que doblado
en dos a√Īos). Desde 1998 se han creado cuatro universidades
y tres millones de personas est√°n participando en los
programas de alfabetización y educativos.
· Se han distribuido 2,2 millones de hectáreas a 116.000 familias
organizadas en cooperativas.
· Los programas sanitarios han llegado a 17 millones de venezolanos.
Con más de 13.000 médicos cubanos en Venezuela,
1.200.000 personas que antes tenían negado el cuidado sanitario
ahora son tratadas en centros médicos.
· La nueva Constitución Bolivariana garantiza la propiedad
p√ļblica del petr√≥leo de Venezuela y la distribuci√≥n de la riqueza
a todos los venezolanos.
Al mismo tiempo esta política se ha encontrado con la oposición
de la élite adinerada de Venezuela y la Administración
Bush. Las importantes reservas petroleras de Venezuela no han
pasado desapercibidas para Washington. Por estos intereses intentan
desestabilizar y derrocar al gobierno de Ch√°vez.
Denunciando al presidente como un ‚Äúdictador‚ÄĚ, apoyaron
y organizaron el golpe de derechas de abril de 2002. Para ellos
√öNETE A LA CAMPA√ĎA MANOS FUERA DE VENEZUELA 11
se trataba de una réplica del derrocamiento del gobierno Allende
en Chile en 1973 con el golpe del general Pinochet apoyado
por la CIA.
En el golpe de abril secuestraron a Ch√°vez e impusieron
como ‚Äúpresidente‚ÄĚ a Carmona, con el apoyo de EEUU, que r√°-
pidamente fue reconocido por EEUU y Gran Breta√Īa. Carmona
rápidamente disolvió la Asamblea Nacional “como un paso hacia
la restauraci√≥n de la democracia‚ÄĚ. Sin embargo, el golpe fracas√≥
por el movimiento del pueblo venezolano.
Después de terminar esto, Chávez se enfrentó al sabotaje económico
de los empresarios venezolanos, con huida de capital,
cierres de fábricas y recortes de la producción. Entre diciembre
de 2002 y febrero de 2003 el gobierno se enfrentó a un cierre patronal
destinado a desestabilizar el país y preparar el terreno
para otro golpe de Estado. El gobierno de derechas colombiano,
apoyado por EEUU, también se alineó contra Venezuela.
Sin embargo, cuando esto fracasó debido a la resistencia de
los trabajadores, la oposición apoyada por EEUU intentó utilizar
la campa√Īa del refer√©ndum para derribar a Ch√°vez, pero Ch√°-
vez ganó con un abrumador 60 por ciento de voto popular. Ha
ganado las elecciones nada menos que en nueve ocasiones en los
√ļltimos seis a√Īos.
La campa√Īa Manos Fuera de Venezuela se cre√≥ para llamar
la atención sobre Venezuela dentro del movimiento obrero y la
juventud. Nuestro objetivo es promover las conquistas sociales
de la Revolución Bolivariana y movilizar frente a la agresión estadounidense
contra Venezuela. Manos Fuera de Venezuela organiza
actos p√ļblicos, env√≠a delegaciones sindicales y juveniles
a Venezuela, proporciona información sobre la situación dentro
del país, promueve la solidaridad y establece vínculos entre Venezuela
y el movimiento obrero internacional.
¬ŅQU√Č PUEDES HACER?
¬∑ Afiliar a la campa√Īa a tu secci√≥n sindical, agrupaci√≥n del partido
o comité de empresa.
¬∑ Invitar a un orador de la campa√Īa Manos Fuera de Venezuela.
· Organizar una proyección de un documental sobre Venezuela.
· Ayudar a distribuir nuestro material.
· Dar un donativo para ayudar a nuestro trabajo.
· Visitar nuestra página web y firmar la petición.
· Ayudar a promover una delegación sindical o juvenil a VeneSi
quieres conocer m√°s nuestros materiales sobre Venezuela,
estar al tanto de las actividades, actos p√ļblicos o campa√Īas de
solidaridad de Manos Fuera de Venezuela, visita:
· http://www.handsoffvenezuela.org
· http://www.manosfueradevenezuela.org
También puedes visitar:
¬∑ http://www.elmilitante.org (Estado espa√Īol).
· http://venezuela.elmilitante.org
(Corriente Marxista Revolucionaria de Venezuela).
· http://argentina.elmilitante.org (Argentina).
· http://peru.elmilitante.org
(Fuerza de Izquierda Socialista de Per√ļ).
· http://www.militante.org (México).
· http://www.marxist.com (web de In Defence of Marxism).
I. Revolución y contrarrevolución
en Venezuela
Alan Woods y Ted Grant, 14 de abril de 2002
En Venezuela se est√°n desarrollando unos acontecimientos dram√°ticos.
El sábado 13 de abril, menos de 36 horas después de que un grupo
de empresarios de derechas y generales del ejército asumieran el
control, el golpe fracasó en un mar de confusión. Poco después de las
diez de la noche, el presidente interino Pedro Carmona Estanga dimitió
y fue arrestado. El vicepresidente Diosdado Cabello, que había jurado
la presidencia ante el presidente de la Asamblea Nacional, William
Lara, después de Carmona, tuvo que restituir a los miembros
electos de la asamblea y a otros funcionaros que éste había echado el
12 de abril.
Finalmente, en medio de apasionadas escenas de alegría, Hugo
Chávez volaba a bordo de un helicóptero militar hasta el palacio
presidencial de Miraflores, donde fue restituido como presidente de
Venezuela.
PROVOCACI√ďN CONTRARREVOLUCIONARIA
La contrarrevolución en Venezuela estuvo precedida por las recientes
huelgas contra Ch√°vez en la industria petrolera venezolana. Estas
huelgas eran contrarrevolucionarias, el equivalente a la huelga de empresarios
del transporte por carretera organizada por la CIA contra el
gobierno de Allende en Chile, y fueron organizadas por la dirección
de la industria petrolera venezolana (PDVSA) junto con la burocracia
sindical de derechas de la CTV. Que el movimiento hacia la reacción
estuviera dirigido por los intereses petroleros no es casualidad. Los
14 LA REVOLUCI√ďN BOLIVARIANA. UN AN√ĀLISIS MARXISTA
directores de PDVSA querían poner fin a las restricciones sobre la
producción de petróleo y regresar a su situación anterior como el
principal suministrador de petróleo de Estados Unidos.
El propio golpe es fruto de los acontecimientos del 11 de abril,
cuando se organizó una manifestación, dicen que con una asistencia
de 350.000 personas, contra el gobierno Ch√°vez. Como los medios de
comunicación venezolanos son muy virulentos contra Chávez, esta
cifra con toda seguridad est√° exagerada. Las agencias de prensa dicen
que el n√ļmero real de manifestantes no super√≥ los 50.000. Supuestamente,
las fuerzas de seguridad del gobierno y la milicia chavista
dispararon contra una multitud desarmada de manifestantes
contra Ch√°vez, asesinando a 15 personas e hiriendo a otras 157. La
derecha utilizó esto como una excusa para exigir la dimisión del presidente
Hugo Ch√°vez pero, en realidad, informes posteriores han se-
√Īalado que la mayor√≠a de los muertos eran ‚Äúmanifestantes a favor de
Ch√°vez‚ÄĚ que, aparentemente, recibieron disparos de francotiradores
apostados en los tejados. Todo era una clara provocación.
Los intereses de clase detr√°s del golpe eran obvios. La cabeza del
gobierno contrarrevolucionario era un rico empresario, Pedro Carmona,
el presidente de la asociación de empresarios. Su primera acción
fue anular las llamadas ‚Äúleyes anti-inversi√≥n‚ÄĚ de Ch√°vez, es decir,
todas aquellas leyes que pretendían defender los intereses de Venezuela
y elevar el nivel de vida de las masas. La burguesía
venezolana, corrupta y corrompida, es incapaz de jugar un papel
progresista. Sus planes significarían poner al país y su considerable
riqueza petrolera en manos del imperialismo estadounidense. Los directores
de PDVSA ya habían elaborado un plan para restaurar e incrementar
la producción que subiría su cuota de la OPEP en 300.000
barriles diarios.
EL PAPEL DEL IMPERIALISMO ESTADOUNIDENSE
El golpe estuvo encabezado por la burguesía venezolana y sus compinches
en las fuerzas armadas pero la mano que movió los hilos claramente
estaba en Washington. Este plan nació y se crió en Estados
Unidos. La Administración Bush, encantada con la idea de ver a Chá-
vez esposado, estaba preparada para tomar la industria petrolera ve-
I. REVOLUCI√ďN Y CONTRARREVOLUCI√ďN EN VENEZUELA 15
nezolana por la puerta trasera, concediendo ‚Äúayuda‚ÄĚ al nuevo gobierno
de Caracas en forma de inversión en petróleo. Esto es parte de una
estrategia más amplia del imperialismo estadounidense después del
11 de septiembre para intervenir agresivamente en cualquier parte.
Los intereses de EEUU en Venezuela en parte son económicos. Se
habla de la recuperación económica en EEUU pero ésta todavía es dé-
bil e inestable. La demanda en Norteamérica está recuperándose pero
en Europa est√° a√ļn en un grado menor y Jap√≥n todav√≠a tiene serios
problemas. En esta situación los mercados petroleros necesariamente
son volátiles. Cualquier trastorno serio de la producción petrolera en
este momento tendría consecuencias muy serias para la economía
mundial. Lo que se necesita para una recuperación seria no es sólo un
aumento de la demanda (que puede tener un carácter episódico) sino
un aumento de la rentabilidad. Los márgenes de beneficio todavía están
deprimidos. Un aumento del precio en cualquiera de los factores
de producci√≥n deprimir√≠a a√ļn m√°s los m√°rgenes de beneficio, provocando
en la economía mundial una caída más profunda que antes. En
este sentido, las convulsiones en Oriente Medio todavía son una tormenta
amenazadora sobre el escenario económico.
La cuestión israelí-palestina está sacudiendo toda la región de una
forma muy alarmante (Hezbol√°, Siria, Jordania y Egipto est√°n todos
implicados). ¡Las cosas se están poniendo complicadas! Y después
est√° el precio del petr√≥leo… √Čste ha fluctuado violentamente como reacci√≥n
a los recortes de producción de la OPEP, a las amenazas de
guerra, al aumento de la violencia en Oriente Medio y a la inestabilidad
política en la propia Venezuela. El caos en Oriente Medio parece
haber obligado a Washington a posponer sus planes de ataque a Iraq.
Parece ser que en la cumbre del fin de semana pasado en Crawford
entre el presidente estadounidense y el primer ministro brit√°nico
Tony Blair no ha tenido resultados muy positivos. Incluso un gran
entusiasta de las guerras como Tony Blair tuvo que advertir a Bush
en privado que algunas veces es mejor mirar antes de saltar. Pero el
aplazamiento no significa el abandono: tarde o temprano la bota estadounidense
descender√° sobre Iraq.
Bush está decidido a seguir adelante con sus planes de agresión
militar contra Iraq pero con inquietud se da cuenta que el caos general
en Oriente Medio (subrayado por el fracaso de la misión Powell
para obligar a una retirada israelí de Palestina) puede provocar una
16 LA REVOLUCI√ďN BOLIVARIANA. UN AN√ĀLISIS MARXISTA
caída catastrófica de la producción de petróleo que podría disparar
los precios y acabar con cualquier perspectiva de recuperación económica.
EEUU necesita urgentemente un suministro de petróleo garantizado
que esté, convenientemente, a varios miles de kilómetros
de distancia de Oriente Medio.
Los imperialistas intentan mantener bajos los precios del petróleo.
Se rumorea que los productores rusos, siguiendo la línea de colaboración
de Putin con el imperialismo estadounidense, est√°n intrigando
para robar la cuota de mercado de Iraq antes de que terminen los
treinta días que Bagdad va a estar sin exportar petróleo y que empezó
esta semana como se√Īal de protesta contra la reciente ocupaci√≥n
de Israel de los territorios palestinos en Cisjordania. En este drama
mundial Venezuela es un factor clave. La política de Hugo Chávez
amenazaba los intereses de las grandes compa√Ī√≠as petroleras y estaba
provocando preocupación en Washington.
Con la creciente inestabilidad en Oriente Medio y la reducción de
la producción petrolera de Iraq, el interés de EEUU se centró en minar
la cohesión de la OPEP. Antes de la llegada de Chávez en febrero
de 1999, Venezuela era el país de la OPEP que más sobrepasaba su
cuota de producción de petróleo. En diciembre de 1999, la excedió en
millones de barriles pero el nuevo gobierno, en su intento de resistirse
al imperialismo estadounidense, convirtió a Venezuela en el país
más entusiasta de la OPEP a la hora de cumplir su cuota de producción.
Durante su presidencia, Chávez encabezó la causa para conseguir
numerosos recortes de la producci√≥n y el a√Īo pasado viaj√≥ por
el mundo para conseguir, con cierto éxito, nuevos recortes, lo que inevitablemente
hizo que Venezuela entrara en conflicto con las grandes
compa√Ī√≠as petroleras y el imperialismo estadounidense.
Pero hay una dimensión más amplia en las actividades del imperialismo
estadounidense en Venezuela que trasciende, con mucho, la
cuestión económica: el ejército estadounidense está implicado activamente
en una guerra sucia contra las guerrillas de las FARC y el ELN
en la vecina Colombia y es bien conocido que Chávez mantenía relaciones
amistosas con las guerrillas colombianas. Esto, por sí solo, era
una razón suficiente para que la CIA intentara echarle.
Sin embargo la razón principal no era ninguna de éstas. Lo principal
era que la radicalización de las masas en Venezuela amenazaba
con extenderse a otros países de América Latina que ahora padecen
I. REVOLUCI√ďN Y CONTRARREVOLUCI√ďN EN VENEZUELA 17
una profunda crisis económica y social. Al echar del poder a Chávez,
el imperialismo estadounidense esperaba aumentar el control sobre
América Latina. Sería una lección para las masas de otros países y,
además, la instalación de un gobierno más amistoso y flexible en Caracas
provocaría un aumento de la producción petrolera venezolana,
lo que estabilizaría los precios del petróleo. En pocas palabras: ¡una
proposición empresarial muy razonable! Todo lo que hacía falta era
un peque√Īo golpe…
C√ďMO DEFENDI√ď LA ‚ÄėDEMOCRACIA‚Äô LA CONTRARREVOLUCI√ďN
Como era de prever, el golpe de derechas llenó de satisfacción apenas
disimulada a la burguesía internacional. Estos hipócritas describieron
los acontecimientos del 11 de abril como ¬°el ‚Äúregreso a la democracia‚ÄĚ
en Venezuela! Esta fue la l√≠nea adoptada por el diario madrile√Īo
El País. Sin embargo, el mismo periódico posteriormente tuvo
que publicar informes de testigos presenciales declarando que había
muchos casos de brutalidad y violencia por parte de las fuerzas contrarrevolucionarias.
Los seguidores de Ch√°vez tuvieron que esconderse
cuando las fuerzas armadas se dispusieron a arrestar a todos
los colaboradores del gobierno. Los prisioneros fueron llevados a barracones
militares donde fueron torturados y golpeados. ¬°Estos son
los m√©todos de los ‚Äúdem√≥cratas‚ÄĚ burgueses en Venezuela!
El general del ejército venezolano Efraín Vásquez Velasco, principal
líder de la rebelión militar, intentó evitar cualquier movimiento
contra el nuevo gobierno implantando un ‚Äúplan de desarme‚ÄĚ agresivo.
El nuevo régimen inmediatamente se lanzó a registrar propiedades
privadas y vehículos para intentar apoderarse de todas las armas
y arrestar a los seguidores de Chávez. Ordenó al ejército “identificar,
desarmar y desmantelar‚ÄĚ las milicias civiles organizadas por los C√≠rculos
Bolivarianos.
Se inició una caza de brujas contra todos los seguidores, miembros
chavistas del parlamento y funcionarios del gobierno legalmente
electo. Vásquez Velasco confirmó que el ejército y la policía civil
hab√≠an emprendido por todo el pa√≠s la b√ļsqueda del antiguo vicepresidente
Cabello y del alcalde de Libertador, Freddy Bernal, porque
Cabello era el principal organizador y financiador de los Círculos
18 LA REVOLUCI√ďN BOLIVARIANA. UN AN√ĀLISIS MARXISTA
Bolivarianos armados, y Bernal, supuestamente, era el que estaba al
mando de los francotiradores que dispararon contra los manifestantes
antichavistas desde los tejados en Caracas el 11 de abril.
Los reaccionarios victoriosos emprendieron la demolición sistemática
de todos los decretos progresistas del gobierno depuesto, que
había sido elegido por una mayoría arrolladora. Querían tener poderes
absolutos para ellos mismos, una pandilla de conspiradores no
electos, mientras suprimían 49 decretos de un gobierno elegido democráticamente,
suspendían y arrestaban a miembros electos de la
Asamblea Nacional, m√°s 20 jueces (¬°demasiado para la independencia
de la judicatura!), 12 gobernadores y todos los alcaldes chavistas.
Todas estas actividades les granjearon el aplauso de las ‚Äúdemocracias‚ÄĚ
occidentales porque eran ¡“pasos adelante para la restauración
de la democracia‚ÄĚ en Venezuela! George Orwell podr√≠a haber escrito
una buena novela acerca de esto.
De todos los informes se desprende que los contrarrevolucionarios
tenían exceso de confianza. Estaban convencidos de que había
poco o ning√ļn peligro en que los seguidores de Ch√°vez pudieran lanzar
un contraataque exitoso para recuperar el control del gobierno.
En el peor de los casos contaban con brotes aislados de violencia en
Caracas y otras zonas urbanas que podrían controlar fácilmente.
También temían que los elementos chavistas en las regiones rurales
intentaran unirse con las guerrillas colombianas que funcionaban
dentro del territorio venezolano.
Pero estos caballeros no contaban con las masas venezolanas. A
pesar de que Chávez no había llevado la revolución hasta el final y
de que la crisis de Venezuela había empezado a tener efectos adversos,
las masas, instintivamente, se dieron cuenta de la amenaza que
representaba la contrarrevolución. Después de recuperarse de la conmoción
inicial salieron a las calles de Caracas y otras ciudades, barriendo
a un lado todo lo que había ante ellas.

Destacado

La Juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela y el Pensamiento Bolivariano

Por: Heryck R. Rangel Hern√°ndez


El Pensamiento Bolivariano es profundamente joven, adelantado a su
época y cargado de pasión patria. Un ideario alimentado por diversas
corrientes teóricas y por las vivencias del día a día. Simón Bolívar desde
muy joven consagró su vida a la causa de la libertad de Nuestra América,
la emancipaci√≥n nuestros pueblos del yugo que durante m√°s de 300 a√Īos
nos habían impuesto. Y estaba convencido de la necesidad avanzar en el
proceso de unión de nuestros pueblos, entendiendo que “La patria es
Am√©rica‚ÄĚ.
Su maestro Simón Rodríguez, le había inculcado que era necesario
generar ideas nuevas para poder construir una sociedad nueva y
consideraba que la educación y el trabajo eran las dos grandes palancas
de la sociedad. Ya que Rodríguez asumía que “Una revolución política,
exige una revoluci√≥n econ√≥mica‚ÄĚ de manera que hab√≠a que generar
valores nuevos, y formar a los nuevos republicanos y republicanas para la
vida en la Rep√ļblica. Samuel Robinson como se hizo llamar, en su obra
‚ÄúSociedades Americanas‚ÄĚ insiste en la necesidad de buscar soluciones
propias a nuestros problemas, porque es en nuestras particularidades
donde encontraremos las respuestas más idóneas.
Simón Bolívar se alistó en la causa patriota, haciendo honor al
juramento que junto a su maestro Simón Rodríguez había hecho en el
Monte Sacro en 1805, con tan s√≥lo 22 a√Īos, desde ese momento y hasta
el final de sus días no descansó en la lucha por la libertad, en la lucha por
construir patria. Una quimera que lo llevó a recorrer grandes distancias, a
cruzar los Andes, y a batallar en las circunstancias m√°s adversas.
Bolívar se convirtió en un Quijote sin locura, como también lo fue
Francisco de Miranda, el Precursor de la Independencia de Venezuela,
quien luchó en las tres grandes revoluciones del siglo XIX: La Revolución
Francesa al grito de Libertad, Igualdad y Fraternidad; la Revolución de
Independencia Norteamericana y la Revolución de Independencia de
Nuestra América. Bolívar conoció a Miranda en 1810, eran hombres de
generaciones distintas, pero compart√≠an un mismo sue√Īo. Miranda hab√≠a
vislumbrado en ‚ÄúColombeia‚ÄĚ un gran Estado multinacional y multirracial en
el que convivirían pacífica y fraternalmente pueblos, idiomas, culturas y
credos diversos, la unión desde el río Mississippi hasta el Cabo de Hornos.
Napoleón Bonaparte, dijo refiriéndose a él: “A ese hombre le arde en el
pecho el fuego sagrado del amor a la libertad‚ÄĚ
En la campa√Īa de 1812 Francisco de Miranda estuvo acompa√Īado
por Antonio Jos√© de Sucre, quien tan s√≥lo contaba con 17 a√Īos, un joven
que con valentía asumió el compromiso de luchar hasta vencer y alcanzar
la libertad de nuestros pueblos. Sucre compartía las ideas de Bolívar de la
Patria Grande, se conocieron en Angostura en 1818 y forjaron una gran
amistad; Bolívar al referirse a Sucre siempre destacó sus dotes militares y su
elevado sentido de la moralidad. Al Gran Mariscal de Ayacucho le
correspondi√≥ asumir en 1825 la presidencia de la Rep√ļblica de Bolivia, y
convocó a una Asamblea Constituyente que se reunió en mayo de ese
a√Īo. La mayor√≠a acord√≥ la independencia total y solicit√≥ al Libertador
Bolívar la redacción de un proyecto de Constitución. Y su labor al frente de
la naciente Bolivia se caracteriz√≥ por materializar la idea de Rep√ļblica que
compartía con el padre Libertador. Sucre contó para tal fin con el apoyo
del maestro Sim√≥n Rodr√≠guez, quien lo acompa√Ī√≥ en materia de
educaci√≥n e instrucci√≥n p√ļblica.
Bolívar, Miranda, Sucre y Simón Rodríguez: grandes hombres de una
hora trascendental de la historia nuestra americana, un mismo sue√Īo de
patria que brotaba por todos los rincones de esta tierra. El alba de una
nueva época, la emergencia de un nuevo sistema político, económico y
social que lamentablemente no pudo concretarse producto de los
intereses oscuros que conspiraron en su contra. Y han transcurrido casi 200
a√Īos, y hoy m√°s que nunca recobran vigencia las ideas emancipadoras
por la que tanto lucharon, ese ideario que movió la fibra moral y espiritual
de un pueblo que decidió ser libre y labrarse su propia senda.
En la Juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela nos
asumimos herederos de ese sue√Īo de patria; un compromiso hist√≥rico y
moral, ya que tenemos que darle consecución a aquellas ideas que no
lograron concretarse, pero que no murieron a pesar de haber
permanecido durante muchos a√Īos en el olvido.
Hoy el Pensamiento Bolivariano vibra en los corazones de millones de
venezolanos y venezolanas que han comprendido que no hay otro camino
sino el de la construcción de una sociedad de iguales, donde se derrote la
miseria y la exclusión. Ha llegado la hora de una nueva gesta por la
independencia, la refundación de la patria, la construcción de una
sociedad nueva fundada en valores socialistas. Se trata pues, de una tarea
que requiere la suma de voluntades de todos los jóvenes a lo largo y
ancho de la patria. Tenemos que redescubrir nuestra historia, y a partir de
ella trazar el camino que nos permita lograr materializar la Patria nueva. 

Destacado

Necesidad Hist√≥rica de la Formaci√≥n Ideol√≥gica para la Revoluci√≥n Bolivariana

NECESIDAD HIST√ďRICA DE LA FORMACI√ďN IDEOL√ďGICA PARA LA REVOLUCI√ďN BOLIVARIANA

 

La Revolución Bolivariana ha representado un salto histórico gigantesco para el pueblo venezolano y los pueblos hermanos. Los avances son impresionante en lo social, político, económico, cultural, en materia de integración regional.

Sin embargo, entramos en una fase de la revolución que demanda un salto cualitativo para alcanzar la soberanía plena de la patria y acelerar la transición al socialismo.

La revolución la puede llevar a cabo solo un pueblo organizado y consciente. Estos rasgos no se desarrollan espontáneamente. Se requiere de una vanguardia política capaz de formar ideológicamente a cientos de miles de cuadros que, a su vez, dirijan al pueblo en la lucha contra un enemigo tan poderoso como el imperialismo y por la construcción del socialismo.

Eso lo lograremos solo con un esfuerzo sistemático, organizado, creciente, eficiente, tenaz, vinculado a las luchas populares, que se traduzca en una sólida educación política de nuestra militancia y del  pueblo trabajador.

Esa tarea recae, en alto grado, en la Escuela de Cuadros ‚ÄúComandante Hugo Ch√°vez‚ÄĚ. Esa¬† tarea es hoy m√°s urgente, en raz√≥n de la ausencia de nuestro m√°ximo L√≠der, y exige la mayor pasi√≥n en su cumplimiento, en virtud del momento hist√≥rico.

La formación ideológica se debe guiar por los siguientes principios:

La Escuela  brindará formación ideológica a la militancia, dirigencia del Partido y al pueblo trabajador, en general, siempre de acuerdo a lo establecido en los estatutos de las organizaciones políticas.

El Partido es el espacio para la formación ideológica. El objetivo consiste en convertir al Partido en una escuela.

La formaci√≥n ideol√≥gica debe desarrollarse en funci√≥n del fortalecimiento organizativo del partido, haciendo valer el principio de que ‚Äúsin partido revolucionario, no habr√° revoluci√≥n‚ÄĚ

La formaci√≥n ideol√≥gica est√° orientada a desarrollar el aspecto te√≥rico de la militancia, pero, ante todo, estimular el trabajo partidista en funci√≥n de la transformaci√≥n social. Ya lo dec√≠a Marx: ‚ÄúLos fil√≥sofos han tratado de interpretar la realidad, de lo que se trata es de transformarla‚ÄĚ

La formación ideológica constituye una  tarea esencial para elevar la consciencia socialista. Se desarrolla en forma individual y colectiva, pero, fundamentalmente, en el marco de la lucha por la sociedad socialista.

La formaci√≥n ideol√≥gica debe trascender la estructura partidista e incidir, igualmente y de manera determinante, sobre los frentes sociales. La esencia de la pol√≠tica revolucionaria es el trabajo con las masas populares. Una vez m√°s Marx: ‚ÄúUna idea se transforma en una poderosa fuerza material, cuando conquista la consciencia de las masas populares‚ÄĚ.

La formación es una tarea esencial para convertir al Partido en un mecanismo generador de cientos de miles de cuadros. El partido revolucionario de masas es una necesidad histórica de la revolución socialista.

La Escuela de formaci√≥n est√° llamada a convertirse en instrumento en la lucha ideol√≥gica contra la burgues√≠a financiera mundial. Fidel planteaba ya en los a√Īos 90, que ‚Äúpara poder vencer al capitalismo, debemos desarrollar especialmente la lucha de las ideas‚ÄĚ

La base filosófica de la Escuela es el Socialismo Bolivariano, es decir, la fusión dialéctica del pensamiento de nuestro Libertador Simón Bolívar, los principios originarios del cristianismo, el Socialismo Científico y los innegables aportes realizados por el Comandante Chávez.

En su funcionamiento, la Escuela tendrá como base los principios de la participación, el debate, la democracia, el respeto.

Cumpliremos con honor la tarea de construir la consciencia socialista en homenaje a nuestros Libertadores y a nuestro Comandante Ch√°vez.

La Revolución Bolivariana ha representado un salto histórico gigantesco para el pueblo venezolano y los pueblos hermanos. Los avances son impresionante en lo social, político, económico, cultural, en materia de integración regional.

Sin embargo, entramos en una fase de la revolución que demanda un salto cualitativo para alcanzar la soberanía plena de la patria y acelerar la transición al socialismo.

La formación  ideológica tiene como propósito:

‚Äʬ†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Elevar el nivel de conciencia socialista de la militancia del partido, en particular, y del pueblo trabajador, en general.

‚Äʬ†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Preparar a nuestros cuadros y al pueblo trabajador para la construcci√≥n del socialismo.

‚Äʬ†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Incidir con determinaci√≥n, ideol√≥gicamente y en la pr√°ctica, en el seno del pueblo. Asumir la vanguardia de las luchas populares.

‚Äʬ†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Desarrollar org√°nicamente al partido, fortalecer sus estructuras de organizaci√≥n.

‚Äʬ†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Promover el debate ideol√≥gico en el seno del partido.

‚Äʬ†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Profundizar la lucha de clases en el campo ideol√≥gico.

‚Äʬ†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Desarrollar la sistematizaci√≥n te√≥rica de la revoluci√≥n.

‚Äʬ†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Estimular la investigaci√≥n en el seno del partido.

 

 

‚Äú‚Ķno habr√° revoluci√≥n sin ideolog√≠a revolucionaria, no habr√° socialismo sin una¬† conciencia socialista, comunitaria y social‚Ķ‚ÄĚ

Hugo Ch√°vez¬†Ense√Īar al pueblo

Destacado

YA EST√Ā BUENO, HASTA CUANDO LA VERDAD OCULTA POR LOS MEDIOS DE COMUNICACI√ďN DE LA DERECHA…

Periodico del Pueblo

PP:Cerraron las cuentas de la Portavoz Constituyente del Organo Constituyente Nacional-CRN

— Organo Constituyente Nacional-CRN anunci√≥ este s√°bado que sus cuentas de Facebook y Twitter fueron bloqueadas. Seg√ļn explica el Comunicado las mismas fueron cerradas sin previo aviso

Desde El Organo Constituyente Nacional-CRN explicaron que ‚Äúel movimiento se hizo como parte de los esfuerzos de Facebook y Twitter para da√Īar a nuestras cuentas, debido al importante papel que desempe√Īan en las actividades del Organo Constituyente Nacional-CRN Por Medios de la Portavoz de la Constituyente-CRN‚ÄĚ

Esta no es la primera vez que Twitter y Facebook cierran las cuentas del Organo Constituyente Nacional-CRN.

Fuente-PP

A DIVULGAR

Destacado

Putin denuncia empleo de entes financieros con fines pol√≠ticos ‚ÄĒ prensa bolivariana

Mosc√ļ, 27 jul (PL) El presidente ruso, Vladimir Putin, denunci√≥ hoy el uso de entidades y mecanismos financieros con fines pol√≠ticos y consider√≥ necesario evitar una carrera armamentista en el orbe, indic√≥ la televisi√≥n capitalina. Desde Johannesburgo, a donde asiste a la X cumbre del Grupo Brics (Brasil, Rusia, la India, China y Sud√°frica), Putin¬†[‚Ķ]

a trav√©s de Putin denuncia empleo de entes financieros con fines pol√≠ticos ‚ÄĒ prensa bolivariana

Destacado

Ra√ļl en los 60 del Moncada: Preservar por encima de todo la unidad de los cubanos dignos

Discurso del General de Ej√©rcito Ra√ļl Castro Ruz, Primer Secretario del Comit√© Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, en el acto de conmemoraci√≥n del 60 Aniversario del ataque a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de C√©spedes, en la Plaza Mariana Grajales, en Santiago de Cuba, el 26 de Julio de 2013, ‚ÄúA√Īo 55 de la Revoluci√≥n‚ÄĚ.

Ra√ļl habla en el Acto por el Anviersario 60 del Asalto a los Cuarteles Moncada y Carlos Manuel de C√©spedes, 26 de julio de 2013. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate

Queridos amigos y amigas: No se sorprendan de que sobre este uniforme verde olivo y el grado de General de Ejército, teniendo en cuenta que el mismo nació del ejército mambí, me ponga un sombrero mambí (Aplausos) y unos espejuelos oscuros, aunque me gusta mirar con claridad los ojos de mis interlocutores.

Distinguidos invitados;
Santiagueras y Santiagueros;
Orientales;
Pueblo de Cuba:

Hemos escuchado con profunda atenci√≥n las palabras solidarias y generosas de los Jefes de Estado y de Gobierno de la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra Am√©rica, y tambi√©n del Presidente de Uruguay, quien se encuentra en Cuba de visita una vez m√°s, Jos√© Mujica, que estuvo aqu√≠, por all√° por el a√Īo 1960, cuando esta fortaleza fue convertida en escuela. Era un joven so√Īador igual que hoy, pero sin reumatismo (Risas y aplausos).

Llegue asimismo nuestra gratitud a las destacadas personalidades de otros pa√≠ses que nos acompa√Īan.
Saludamos al propio tiempo a los integrantes de la vigésimo cuarta Caravana de la Amistad Estados Unidos-Cuba (Aplausos), organizada por la agrupación interreligiosa Pastores por la Paz (Aplausos), continuadora del esfuerzo solidario del inolvidable Reverendo Lucius Walker.

La presencia de todos ellos en este acto, en que conmemoramos el 60 aniversario del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de C√©spedes, constituye una manifestaci√≥n fehaciente de apoyo y solidaridad con la Revoluci√≥n Cubana y demuestra cu√°nto ha cambiado Nuestra Am√©rica desde los d√≠as dif√≠ciles y oscuros del a√Īo 1953.

Ya entonces nosotros, y sobre todo Fidel, hab√≠amos le√≠do sobre las haza√Īas de Bol√≠var y otros pr√≥ceres de la independencia americana y percib√≠amos la importancia de una regi√≥n latinoamericana y caribe√Īa independiente y unida.

En el trascendental alegato de autodefensa de Fidel, conocido como ‚ÄúLa Historia me Absolver√°‚ÄĚ, se anticipaba cito: ‚Äú‚Ķ la pol√≠tica cubana en Am√©rica ser√≠a de estrecha solidaridad con los pueblos democr√°ticos del continente y que los perseguidos pol√≠ticos de las sangrientas tiran√≠as que oprimen a las naciones hermanas, encontrar√≠an en la patria de Mart√≠, no persecuci√≥n, hambre y traici√≥n, sino asilo generoso, hermandad y pan. Cuba deb√≠a ser baluarte de libertad y no eslab√≥n vergonzoso de despotismo‚ÄĚ, fin de la cita.

La muerte prematura de Mart√≠ en combate hab√≠a frustrado el anhelo que expres√≥ en su carta inconclusa al mexicano Manuel Mercado, ‚Äú‚Ķ de impedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y caigan, con esa fuerza m√°s, sobre nuestras tierras de Am√©rica‚ÄĚ.

La Revolución Cubana ha sido solidaria y fiel a ese legado, aun en los momentos más difíciles, cuando se pretendió aislarla, rendirla por hambre mediante un bloqueo criminal que ya dura más de medio siglo y destruirla con todo tipo de agresiones.

Nunca olvidaremos que M√©xico, tras la prisi√≥n, nos dio albergue y despu√©s del triunfo fue el √ļnico gobierno de Am√©rica Latina que se neg√≥ a dejarnos solos.

Jamás nos ha faltado el respaldo y la solidaridad de los pueblos de todos los continentes, en particular los de esta región, que siempre vieron a Cuba como parte indisoluble de Nuestra América, que unida en su diversidad avanza con determinación hacia su segunda y definitiva independencia.

Veinte a√Īos despu√©s del triunfo del Primero de Enero, se produjo la victoria de la Revoluci√≥n Sandinista, que Nicaragua, llena de juventud, celebr√≥ hace una semana, con su Comandante Daniel Ortega al frente (Aplausos).

Pasadas otras dos d√©cadas el entra√Īable hermano Hugo Ch√°vez encarn√≥ los ideales de Bol√≠var y multiplicado en su pueblo avanza hoy junto a su Revoluci√≥n, conducida firmemente por el compa√Īero Presidente Nicol√°s Maduro (Aplausos).

Marchan indetenibles los procesos de la Revoluci√≥n Democr√°tica y Cultural de Bolivia, encabezada por Evo Morales y que es s√≠mbolo de la reivindicaci√≥n de los pueblos originarios (Aplausos) ; la triunfante Revoluci√≥n Ciudadana, que lidera con amplio apoyo popular en Ecuador el Presidente Rafael Correa (Aplausos), representado hoy aqu√≠ por el Canciller Ricardo Pati√Īo; los avances sociales como los de Uruguay que conduce el compa√Īero Jos√© Mujica (Aplausos), guerrillero tupamaro, encarcelado por catorce a√Īos; los que se producen en el Caribe que lucha por el desarrollo sostenible, la justicia y la igualdad soberana, cuyos destacados l√≠deres, los primeros ministros Rooselvelt Skerrit, de Dominica; Baldwin Spencer, de Antigua y Barbuda; Ralph Gonsalves, de San Vicente y las Granadinas, y Kenny Anthony, de Santa Luc√≠a, est√°n aqu√≠ con nosotros (Aplausos).

Pese a los intentos por dividirnos para seguirnos saqueando, contin√ļa su curso ascendente la integraci√≥n de nuestros pa√≠ses en el ALBA, CARICOM, MERCOSUR, UNASUR, entre otros.

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribe√Īos (CELAC), que Cuba se honra en presidir, prosigue su consolidaci√≥n.

Aprovecho esta ocasión para, en nombre de los cubanos y en particular de los damnificados por el huracán Sandy en las provincias de Guantánamo, Holguín y Santiago de Cuba, expresar el más profundo agradecimiento a todos los gobiernos y pueblos que generosamente nos apoyaron y apoyan en las labores de reconstrucción (Aplausos).

Hace nueve meses dicho huracán penetró al territorio nacional por esta ciudad. La furia de los vientos alcanzó aproximadamente 200 kilómetros por hora y azotó a las provincias de Santiago de Cuba, Holguín y Guantánamo, por espacio de cinco horas, provocando la muerte de 11 ciudadanos.

Los efectos de este fenómeno meteorológico también se hicieron sentir en las provincias centrales con intensas lluvias e inundaciones.

Las p√©rdidas econ√≥micas totales ascendieron, despu√©s de un riguroso estudio, a casi 7 000 millones de pesos. La mayor parte correspondi√≥ a las viviendas e inmuebles, aunque se produjeron considerables da√Īos a la agricultura e infraestructuras vitales, como la electricidad, las comunicaciones y los viales.
Considerando la trayectoria del citado huracán, la provincia de Santiago de Cuba y en especial su capital sufrieron el mayor impacto, afectándose el 50% de su fondo habitacional, colapsó el sistema de distribución de la energía eléctrica y el telefónico. Los árboles derribados y todo tipo de escombros obstaculizaron durante días el tránsito en las calles de la segunda ciudad del país, con medio millón de habitantes.

En Holgu√≠n sufrieron en mayor medida los embates de Sandy los municipios ubicados al noreste de esa provincia, coincidentemente los mismos que soportaron el azote del fuerte hurac√°n Ike a su entrada a Cuba, cuatro a√Īos antes, en septiembre de 2008. Result√≥ da√Īado el 19,3% de las viviendas y buena parte de los cultivos agr√≠colas y ca√Īeros. Hasta el momento se ha dado soluci√≥n al 52% de los hogares afectados.

En los municipios al oeste de la provincia de Guantánamo también se sintieron las consecuencias de este huracán, aunque los perjuicios tuvieron menor envergadura y a estas alturas ya han sido recuperados.
Regresando a Santiago de Cuba, con el concurso, en primer lugar de los propios santiagueros y el apoyo decidido del resto del pa√≠s, incluyendo el aporte de los combatientes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y el Ministerio del Interior, as√≠ como contingentes de trabajadores el√©ctricos y telef√≥nicos de todas las provincias, en pocos d√≠as se restablecieron las condiciones m√≠nimas para la vida. No se hizo esperar, y fue de los primeros en llegar, el mayor de los aportes a la situaci√≥n de Santiago de Cuba, que fue enviada personalmente por el compa√Īero Hugo Ch√°vez (Aplausos).

En los meses transcurridos desde entonces no se ha dejado de trabajar en las labores de recuperación y como resultado de ello se ha solucionado el 42% de las viviendas afectadas. Se encuentra hoy en ejecución un programa de construcción en toda la provincia, que permitirá aliviar perspectivamente la tensa situación existente en esta materia.

Por otra parte, el gobierno decidi√≥ bonificar el 50% del precio de los materiales de construcci√≥n destinados al restablecimiento de las viviendas da√Īadas, otorgar con igual prop√≥sito cr√©ditos bancarios con menores tasas de inter√©s y mayores plazos de pagos y en los casos de derrumbes totales asumir por el Presupuesto del Estado el pago de los citados intereses, as√≠ como subsidiar a aquellos n√ļcleos familiares de menores ingresos.

Al propio tiempo se ha avanzado en la recuperaci√≥n de las instalaciones del sistema de salud p√ļblica, de educaci√≥n, cultura y transporte.

Igualmente se mantiene la ejecuci√≥n del proceso inversionista iniciado en el a√Īo 2004 para la rehabilitaci√≥n y ampliaci√≥n del acueducto de la capital provincial, que ha permitido el abasto estable de agua, con frecuencia diaria, a 30 de los 32 sectores hidrom√©tricos de la ciudad, restando garantizar el servicio diario a las zonas de Altamira y Litoral, que hoy lo reciben en d√≠as alternos. Corresponde a las autoridades provinciales y empresas asegurar la sostenibilidad del sistema.

Estas tareas, que est√°n siendo controladas sistem√°ticamente por el Gobierno Central, no han culminado y a las santiagueras y santiagueros les ratifico que edificaremos, en primer lugar con su participaci√≥n directa, una ciudad cada vez m√°s bella, higi√©nica, ordenada y disciplinada (Aplausos), a la altura de su condici√≥n de Ciudad Hero√≠na, cuna de la Revoluci√≥n. Adem√°s, que nadie se olvide de que Santiago (Exclamaciones de: ‚ÄúSigue siendo Santiago‚ÄĚ) sigue siendo Santiago.

Parecer√≠a un milagro que a 60 a√Īos de aquel 26 de julio estemos vivos todav√≠a varios de los participantes en aquellos acontecimientos, tras los cuales se desat√≥ la sed de venganza de la dictadura y fueron torturados y asesinados muchos de los combatientes capturados.

Tambi√©n nosotros quisimos tomar el cielo por asalto, era un sue√Īo, lo intentamos, no pudo ser; pero exactamente cinco a√Īos, cinco meses y cinco d√≠as despu√©s, el Primero de Enero de 1959, est√°bamos entrando por esta puerta principal a exigir, en nombre de Fidel, el rendimiento incondicional de la guarnici√≥n de la ciudad, que pasaba de 5 000 hombres (Aplausos).

La firmeza y el decoro de Fidel, que de acusado se convirtió en acusador en el juicio a que fuimos sometidos, constituyó nuestra primera victoria.

Luego vino la prisi√≥n fecunda, el exilio en M√©xico, la recomposici√≥n de las fuerzas revolucionarias, los preparativos para la expedici√≥n del yate Granma, cuyo demorado arribo a costas cubanas impidi√≥ la sincronizaci√≥n prevista con el heroico alzamiento de Santiago de Cuba, organizado por el joven dirigente Frank Pa√≠s, el 30 de noviembre de 1956 ‚ÄĒtodav√≠a no hab√≠a cumplido 22 a√Īos, y al a√Īo siguiente, sin haber cumplido los 23, fue vilmente asesinado por los esbirros de la dictadura‚ÄĒ; el rev√©s de Alegr√≠a de Pio; el reencuentro con Fidel dos semanas despu√©s en Cinco Palmas, la guerra de liberaci√≥n, primero en la Sierra Maestra y m√°s tarde extendida a otras regiones monta√Īosas; la decisiva victoria en 74 d√≠as de incesante e intenso batallar sobre la gran ofensiva de las tropas batistianas contra el territorio del Primer Frente de la Sierra Maestra donde se encontraba la Comandancia General del Ej√©rcito Rebelde, hecho de enorme significaci√≥n que, como dijo el Ch√©, ‚Äúle quebr√≥ a la tiran√≠a el espinazo‚ÄĚ, y dio inicio a la contraofensiva estrat√©gica del movimiento insurreccional.

Comenzaba as√≠, en el verano de 1958 el viraje irreversible de la guerra que con las operaciones de las columnas invasoras, salidas de la Sierra Maestra, y las acciones de los combatientes clandestinos, condujeron al colapso militar del r√©gimen, a la toma del poder por la Revoluci√≥n triunfante y la constituci√≥n del primer Gobierno Revolucionario en la Universidad de esta ciudad. Con la huelga general ‚ÄĒa la que llam√≥ Fidel desde Palma Soriano, antes de entrar a Santiago‚ÄĒ de la clase obrera y todo el pueblo se derrot√≥ la maniobra de la Embajada Norteamericana para escamotear la victoria, mientras Fidel avanzaba hacia La Habana. Esto es una apretada s√≠ntesis de una intensa historia.

Empezar√≠a entonces una etapa mucho m√°s dif√≠cil, que estremeci√≥ los cimientos de toda la sociedad. A cuatro meses y medio del triunfo, en la propia Sierra Maestra y en el Puesto de Mando que utiliz√≥ Fidel en los √ļltimos meses de la guerra, en cumplimiento del Programa del Moncada, se promulg√≥ la primera Ley de Reforma Agraria, que enfrent√≥ a la Revoluci√≥n con los poderosos intereses econ√≥micos extranjeros y de la burgues√≠a criolla, que financiaron y estimularon por espacio de varios a√Īos el accionar de bandas armadas, el asesinato de j√≥venes alfabetizadores, adolescentes muchos de ellos; el sabotaje y el terrorismo en todo el pa√≠s; la invasi√≥n por Playa Gir√≥n en abril de 1961, en v√≠speras de la cual se proclam√≥ el car√°cter Socialista de la Revoluci√≥n; la Crisis de los misiles, cuando ya Estados Unidos estaba preparando una invasi√≥n directa con sus tropas a Cuba, en Octubre de 1962 y las incesantes agresiones y cr√≠menes contra nuestro pueblo durante d√©cadas.

Han pasado los a√Īos, pero esta sigue siendo una revoluci√≥n de j√≥venes (Aplausos), como lo √©ramos el 26 de julio de 1953; los que combatieron y cayeron en las calles de Santiago de Cuba el 30 de noviembre de 1956. J√≥venes fueron en su inmensa mayor√≠a quienes participaron en la lucha contra bandidos durante cinco a√Īos, desde 1960 hasta enero de 1965, aproximadamente, que en dos ocasiones, durante ese tiempo, llegaron a tener bandas activas de diferentes tama√Īos en todas las provincias del pa√≠s, incluyendo el sur de la capital; j√≥venes eran tambi√©n los que derrotaron a los mercenarios en Playa Gir√≥n; los que se sumaron, incluso adolescentes, a la campa√Īa de alfabetizaci√≥n, la mayor√≠a estudiantes; los que se incorporaron masivamente a las Milicias, a las nacientes Fuerzas Armadas Revolucionarias y el Ministerio del Interior; los cientos de miles de compatriotas que cumplieron misiones internacionalistas en otras tierras del mundo, el grueso de los mismos fue en Angola, como se refer√≠a uno de nuestros invitados; los que hoy prestan servicios de salud y educaci√≥n ‚ÄĒla mayor√≠a tambi√©n son j√≥venes y adem√°s mujeres‚ÄĒ en diferentes naciones; los cient√≠ficos, intelectuales, artistas y deportistas que tantas glorias han cosechado; los que al llamado de la patria cumplen su servicio militar, entre ellos las muchachas que por propia voluntad se suman a esta tarea; los estudiantes de la ense√Īanza media; nuestros universitarios que protagonizaron con √©xito el √ļltimo censo de poblaci√≥n y vivienda; los obreros y campesinos que generan en la producci√≥n y los servicios ingresos a la econom√≠a; nuestros maestros y profesores.

Esta seguir√° siendo la Revoluci√≥n Socialista de los humildes, por los humildes y para los humildes proclamada por Fidel el 16 de abril de 1961, en el entierro de las v√≠ctimas de los bombardeos previos a la invasi√≥n de Playa Gir√≥n. Esta, repito, porque se ha demostrado en 60 a√Īos, seguir√° siendo una Revoluci√≥n de los j√≥venes (Aplausos).

Hoy más del 70% de los cubanos nació después del triunfo de la Revolución. Podría decirse que convivimos en suelo patrio varias generaciones, cada una de ellas con historia y méritos propios, en correspondencia con el momento que les tocó vivir.

La Generaci√≥n Hist√≥rica va cediendo su lugar a los ‚Äúpinos nuevos‚ÄĚ con tranquilidad y serena confianza, basados en la preparaci√≥n y capacidad demostradas de mantener en alto las banderas de la Revoluci√≥n y el Socialismo, por las que entregaron sus vidas innumerables patriotas y revolucionarios, desde los indios y esclavos que se rebelaron contra la opresi√≥n hasta nuestros d√≠as.

Como ya se ha informado, está en marcha el proceso de transferencia paulatina y ordenada a las nuevas generaciones de las principales responsabilidades de dirección en la nación.

Para asegurar el √©xito en este empe√Īo jam√°s podr√° descuidarse la importancia estrat√©gica que tiene, como nos ense√Ī√≥ Fidel, preservar por encima de todo ‚ÄĒrepito‚ÄĒ ¬°preservar por encima de todo! la unidad de todos los cubanos dignos (Aplausos).

Compa√Īeras y compa√Īeros:
La ocasión es propicia para rendir merecido homenaje a los caídos a lo largo de siglos de gesta redentora.
Tambi√©n a Fidel, el Comandante en Jefe de la Revoluci√≥n Cubana (Aplausos), que con su inconmovible optimismo y junto al pueblo ‚ÄĒcapaz de resistir tantos sacrificios y verdadero protagonista de esta epopeya‚ÄĒ, nos gui√≥ a la victoria y situ√≥ en el mapamundi a nuestra peque√Īa isla como un baluarte de la justicia social y el respeto a la dignidad humana.

Rindamos honor a la mujer cubana (Aplausos), madre, combatiente, compa√Īera de sacrificios, alegr√≠as y luchas (Aplausos); a las nuevas generaciones que continuar√°n defendiendo por siempre los ideales revolucionarios.

Enviamos desde este hist√≥rico lugar un abrazo fraternal a los valerosos luchadores antiterroristas (Aplausos) injustamente encarcelados hace 15 a√Īos en Estados Unidos, por cuyo regreso a la Patria seguiremos batallando sin descanso.

No puede faltar en esta hora el m√°s sentido homenaje al invicto Comandante en Jefe de la Revoluci√≥n Bolivariana de la hermana Venezuela, el querido compa√Īero Hugo Ch√°vez Fr√≠as, disc√≠pulo aventajado de los pr√≥ceres de la independencia latinoamericana y caribe√Īa (Aplausos).

¬°Gloria eterna a los m√°rtires de la Patria! (Exclamaciones de: ‚Äú¬°Gloria!‚ÄĚ)
¬°Viva la Revoluci√≥n Socialista! (Exclamaciones de: ‚Äú¬°Viva!‚ÄĚ)
¬°Viva Cuba libre! (Exclamaciones de: ‚Äú¬°Viva!‚ÄĚ)
¬°Viva Fidel! (Exclamaciones de: ‚Äú¬°Viva!‚ÄĚ)
¬°Hasta la Victoria siempre! (Exclamaciones de: ‚Äú¬°Viva, viva!‚ÄĚ)¬†Cuba Debate

Destacado

Colombia, un pa√≠s indiferente ante el asesinato de l√≠deres sociales

Si Santos no pudo garantizarles la vida siendo Nobel de Paz y haciendo un proceso de paz, veo muy difícil que el nuevo presidente Iván Duque mejore las garantías y la protección para los líderes sociales.

Colombia, un país indiferente ante el asesinato de líderes sociales

Contrario a lo que muchos podrían pensar, tras la firma de los acuerdos de paz con las FARC, la violencia se recrudeció, han aumentado las amenazas y los asesinatos tanto de líderes sociales como de integrantes del partido FARC, y esta situación se presenta semana tras semana, como si nunca se fuese a acabar.

No se sabe qué es más preocupante, si la indiferencia de la gran mayoría de colombianos ante estos asesinatos, o la falta de acción del Estado para prevenir, tomar medidas y evitar la muerte de los líderes.

Ante las instituciones del Estado han acudido varios líderes sociales para pedir medidas y protección frente a las amenazas que han tenido debido a su labor, sin embargo, en varias ocasiones estas solicitudes ni siquiera se han estudiado, como fue el caso de Luis Barrios Machado, líder comunal de Palmar de Varela, quien recibió amenazas, hizo la solicitud de protección, que no fue tenida en cuenta, y a las pocas semanas fue asesinado.

Pareciera que al Estado no le interesara que se cuente por qué razón los líderes sociales son una amenaza para ciertos intereses de sectores económicos, empresariales y políticos.

Inicialmente el Gobierno, a través de su Ministro de Defensa, se podía lavar las manos diciendo que estos asesinatos obedecían a líos de faldas, pero con tantos asesinatos esta respuesta ya no es creíble.

Las zonas donde se presentan m√°s asesinatos de l√≠deres sociales se caracterizan en su mayor√≠a por la presencia de grupos al margen de la ley, as√≠ como sitios estrat√©gicos para la miner√≠a, la extracci√≥n de hidrocarburos, la restituci√≥n de tierras, y la sustituci√≥n de cultivos, entre otros. Seg√ļn la ONU, los departamentos con mayor n√ļmero de l√≠deres sociales asesinados son: Antioquia, Arauca, Cauca, Choc√≥, C√≥rdoba, Nari√Īo, Norte de Santander y Valle del Cauca.

Van m√°s de 300 l√≠deres sociales asesinados en los √ļltimos dos a√Īos y medio, como lo constata el informe de INDEPAZ, ‚ÄúTodos los nombres, todos los rostros‚ÄĚ, cuya investigaci√≥n arroj√≥ que, del 1 de enero de 2016 al 14 de mayo de 2018, fueron asesinados 385 l√≠deres sociales.

La Defensoría del Pueblo, manifestó en su reciente informe que han sido asesinados 326 líderes sociales, en las fechas del 1 de enero de 2016 al 18 de julio de 2018.

La Fundaci√≥n Paz y Reconciliaci√≥n en su informe ‚ÄúC√≥mo va la paz 2018‚ÄĚ explic√≥ que, del 24 de noviembre de 2016 al 15 de mayo de 2018, fueron asesinados 148 l√≠deres sociales en Colombia.

El panorama no es nada alentador y más si se adiciona que el Estado tiene falencias en cuanto a los programas de protección para la ciudadanía.

Para proteger a los líderes sociales el Estado nunca tiene plata, es una lucha para que el Ministerio de Hacienda destine fondos a la Unidad Nacional de Protección, y los recursos que recientemente se gestionaron para la UNP, no es que sirvan de a mucho, pues se pueden escuchar cifras de miles de millones, pero ese dinero nunca se ve reflejado en la protección de los líderes sociales, y esa plata no se ve materializada por pura y física corrupción.

Sumado a lo anterior, para nadie es un secreto que hay muchos esquemas de seguridad que se convierten en un lujo, pues algunas de las personas que los tienen no los necesitan, y ahí es que debería existir una especie de veeduría y seguimiento tanto a la UNP como a las empresas que subcontratan, para saber bajo qué argumentación se asignaron esos esquemas, mientras que los líderes sociales que sí los necesitan, se están muriendo desprotegidos.

Retomando el papel de la ciudadanía frente al asesinato de líderes sociales, es bastante preocupante, pues pareciera que la gente no se mueve, no se solidariza, ni sensibiliza, a menos de que el muerto esté al frente de su casa y eso.

La velatón por la vida que se desarrolló hace unas semanas en las principales plazas del país fue la respuesta de un sector de la ciudadanía que se cansó de leer los titulares en las noticias y en las redes sociales sobre las muertes de líderes sociales y que no aguantó más la inacción del Estado.

Esta expresión ciudadana y de acción colectiva no debería quedarse ahí. Ese hecho paralizó al país y conmovió a la comunidad internacional, sin embargo, como ciudadanos se debería buscar la forma de hacer un plan integral de apoyo a los líderes sociales en las regiones, seguido de la presión a las autoridades e instituciones del Estado, sobre todo, en los departamentos que se identificaron más asesinatos de líderes sociales.

Pero insisto, estamos cortos de manos y de acciones por hacer, los líderes sociales necesitan de todos los colombianos, no los podemos dejar solos, ya los abandonó el Estado argumentando que eran líos de faldas, pero nosotros, como ciudadanos no les podemos fallar, son compatriotas que hacen una de las labores más importantes y riesgosas de nuestro país, que es liderar, coordinar, asumir vocerías y ser parte de procesos sociales y políticos, que implican organización de las comunidades, y luchas de causas comunes y específicas, en beneficio de sectores de la población civil, afectados o amenazados por decisiones políticas, presencia de multinacionales para minería o extracción de hidrocarburos, u organización de sindicatos, para pedir y reclamar derechos, que empresas y empresarios le estén vulnerado a los trabajadores, entre muchas otras causas.

Hay una causa que pocos se han atrevido a pensar y analizar, y es que en ciertas regiones donde han asesinado a líderes sociales, algunos de estos son militantes de movimientos de izquierda, lo cual podría aclarar un poco el panorama frente a qué sectores puntuales del país les interesa que dejen de existir los líderes sociales, como los procesos que estos lideran y de los cuales hacen parte.

Con el nuevo Gobierno de Duque no se esperan mejoras a la protección de los líderes sociales, si Santos no pudo garantizarles la vida siendo Nobel de Paz y haciendo un proceso de paz con las FARC, veo muy difícil que el nuevo presidente electo Iván Duque, mejore las garantías y la protección para los líderes sociales.

¡Son los ciudadanos los llamados a cuidar y proteger a nuestros líderes sociales!

La Oreja Roja

Destacado

EL CONCEPTO DE REVOLUCI√ďN DE HANNAH ARENDT Y EL PROCESO QUE DIO INICIO A LA INDEPENDENCIA VENEZOLANA

¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬† ¬†Hannah Arendt escribi√≥ una obra titulada ‚ÄúSobre la Revoluci√≥n‚ÄĚdonde sugiere un modelo de explicaci√≥n hist√≥rica centrado a partir de los procesos de cambios, especialmente de los cambios revolucionarios y parte para demostrar su propuesta en dos hechos hist√≥ricos sucedidos a finales del siglo XVIII y se han constituido en modelos de los procesos de cambio ocurridos en el siglo XIX y XX: El primero de ellos fue la revoluci√≥n estadounidense y el segundo la revoluci√≥n francesa.

Estos procesos desencadenaron otros de semejante naturaleza y en la América hispánica fue en Caracas donde tuvieron su inicio. Pero a pesar de haber sido en Caracas donde se iniciaron los procesos de cambios fue  Francisco de Miranda quien los condicionó y fue una de las causas primeras de los mismos. Estas circunstancias permiten intentar explicar el proceso independentista venezolano a partir del concepto de revolución de Arendt utilizando para ello las vivencias de Miranda referido por Parra-Pérez, protagonista y testigo de todos esos eventos y también de los documentos oficiales realizados en esos momentos de la historia venezolana.

La confluencia en Caracas de las ideas que le dieron vida a la revolución estadounidense y la revolución francesa y la manera en que la entendieron y la llevaron a cabo sus principales protagonistas hacen necesario que se intente entender la idea de la revolución debido a que de acuerdo a Arendt la idea que evoca la palabra revolución no es univoca.

Esta aclaratoria es necesaria ya que el proceso venezolano se produjo en un contexto donde los factores ex√≥genos jugaron un importante papel en el desarrollo de dichos eventos. El modelo arendtiano se caracteriza por su intencionalidad, por destacar aquellas experiencias relevantes que permiten construir la historicidad, por considerar una multiplicidad de perspectivas dentro del contexto del relato para desocultar el hecho en si y comprender, mediante un nuevo enfoque, el hecho hist√≥rico. Arendt afirm√≥ que ‚Äúel fin de la revoluci√≥n es y ha siempre sido la libertad‚ÄĚ y la libertad la entiende como ‚Äúla capacidad para trascender lo que es dado y para empezar algo nuevo‚ÄĚ.

La idea de la revoluci√≥n esta asociada, seg√ļn Arendt, con el cambio y presupone, en principio, una concepci√≥n lineal del tiempo, pero la idea del cambio est√° relacionada con la idea del origen en el sentido que el cambio puede estar referido a un retorno a un origen o una situaci√≥n inicial o al establecimiento de un nuevo origen o situaci√≥n inicial. La revoluci√≥n americana busc√≥ retornar a un origen, dada una situaci√≥n opresiva y la revoluci√≥n francesa establecer uno nuevo. Pero como en la b√ļsqueda de los or√≠genes ya hab√≠a unas condiciones preestablecidas, en Am√©rica del norte un bienestar m√°s o menos general y en Francia una miseria abismal, el retorno al origen para los norteamericanos fue asegurar las condiciones de bienestar que hab√≠an alcanzado y la de los franceses alcanzar la libertad y luego el bienestar siguiendo al efecto una nueva l√≠nea de universo establecida democr√°ticamente por los propios franceses.

Partiendo de esta premisa se podría pensar que en Venezuela hubo tantos orígenes como intentos de revertir la situación a la que tuvieron que enfrentar, es decir,

  • Miranda declar√≥ en el a√Īo 1806 lo siguiente: ‚Äú‚Ķ lleg√≥ el d√≠a,‚Ķ, en que recobrando nuestra Am√©rica su soberana independencia‚ÄĚ. Refiri√©ndose a los espa√Īoles dijo: ‚Äú‚Ķconsiguieron‚Ķ mantener su abominable sistema de administraci√≥n por tres siglos consecutivos‚Ķ‚ÄĚ. M√°s adelante agrega: ‚Äú‚Ķla recuperaci√≥n de nuestros derechos como ciudadanos y de nuestra gloria nacional como americanos colombianos‚Ķ‚ÄĚ.
  • Para los protagonistas del 19ABR1810, el retorno al origen tuvo varias vertientes: 1.) la independencia que remit√≠a a un origen, y 2.) la preservaci√≥n de los derechos de Fernando VII para asegurar la paz en la Capitan√≠a de acuerdo a los criterios que se establecieran los individuos que asumieron el rol de conductor en estos acontecimientos[1]. Esta √ļltima fue la que prevaleci√≥. La necesidad de regresar a una situaci√≥n original se top√≥, en ese entonces, con la oposici√≥n de Coro, Maracaibo y Guyana.
  • Para los protagonistas del Congreso Constituyente, de la evidencia que se extrae del juramento que realizaron al inicio de sus sesiones el 02MAR1811, la acci√≥n pol√≠tica estaba en concordancia con la necesidad de preservar los derechos de la poblaci√≥n y los de Fernando VII[2].
  • Para los que aprobaron el Acta de Independencia la acci√≥n pol√≠tica estuvo dirigida a retornar a un origen, a recuperar algo que la conquista les hab√≠a arrebatado. Desde el punto de vista arendtiano, este acto ten√≠a componentes restauradores[3] muy a pesar que estos argumentos se remontaban al periodo de conquista. Tambi√©n es de destacar que en dicho acto se apel√≥ a la situaci√≥n de exclusi√≥n en que se encontraban los pobladores de esta regi√≥n[4] con respecto a los peninsulares, con lo cual es posible afirmar que en este reclamo hab√≠a: 1.-) el deseo de lograr algo nuevo, 2.-) hab√≠a un supuesto estado de indignaci√≥n por el hecho que las autoridades espa√Īolas hubiesen aceptado el nuevo estado de cosas impuesto por la Francia napole√≥nica[5] a pesar de que las colonias hab√≠an defendido los derechos de la corona hasta los primeros a√Īos del siglo XIX, y por √ļltimo 3.-) responder a las retaliaciones que estaban sufriendo los venezolanos como consecuencia de su iniciativa por parte de las nuevas autoridades espa√Īolas[6]. Valencia desconocer√≠a la declaraci√≥n de independencia.

En el caso venezolano, se puede afirmar que el cambio, en principio revolucionario, se produjo para regresar a una situación, que en cada momento del proceso, les pudo haber parecido la más ventajosa. La libertad estuvo presente en cada una de las instancias en que se fue avanzando en el proceso independentista pero la motivación que al final de cuentas prevaleció fue diferente a la que inició el proceso. Esta realidad hace necesario tratar de entender cómo evolucionó el fin que se establecieron los venezolanos de ese entonces. La motivación de los estadounidenses y de los franceses fue la libertad, pero mientras unos buscaron los medios para canalizarla una vez alcanzada, los franceses cambiaron su objetivo una vez alcanzado y buscaron la igualdad[7]. La consecuencia para los primeros fue la independencia y para los segundos el regreso a las condiciones previas al inicio del proceso de cambios.

Ahora bien ¬Ņla libertad fue producto de la necesidad, o fue la necesidad la que hizo que la libertad se alcanzara o se perdiera? Para Arendt, las injusticias inglesas generaron un estado que produjo una necesidad de cambios y estos cambios tuvieron como fin la libertad. En el caso franc√©s la pobreza y la exclusi√≥n generaron un estado de necesidad que hizo que el objetivo original del proceso de cambio fuese cambiado en aras del bienestar del pueblo. La experiencia de Miranda en la Francia revolucionaria parece constatar esta idea, puesto que al salir de prisi√≥n[8]propuso un proyecto pol√≠tico que buscaba asegurar la libertad atribuyendo todo el mal de la republica francesa a la sumisi√≥n del poder ejecutivo y el judicial a la Convenci√≥n[9], es decir, el mal fue debido al cambio de direcci√≥n del proceso revolucionario y posteriormente a la par√°lisis pol√≠tica que provoc√≥ las luchas internas dentro del seno de la asamblea.

Para los venezolanos hubo una necesidad de liberarse y la resultante de sus acciones fue la independencia de la Espa√Īanapole√≥nica. Esta circunstancia es de importancia capital puesto que a pesar de existir un movimiento independentista contra la Espa√Īa borb√≥nica, fue la usurpaci√≥n del trono espa√Īol lo que produjo el cambio y este hecho en si, si se considera la posterior restauraci√≥n realista en Venezuela, explica por qu√©, en los primeros a√Īos de la independencia, fracas√≥ el intento de crear algo nuevo. El proceso de liberarse de la influencia francesa produjo la libertad absoluta y la libertad absoluta no estuvo en el esp√≠ritu del Acta del 19ABR, ni del juramento realizado por los constituyentistas antes del comienzo de sus sesiones de trabajo. Por consiguiente, se puede afirmar que en Venezuela entre 1810 y 1811 hubo varias ideas de libertad: una entendida de manera absoluta (los que quer√≠an la independencia), otra que se podr√≠a denominar como intermedia (los que se acog√≠an a las libertades otorgadas por la Junta de Sevilla) y los que se consideraban libres siendo s√ļbditos de Espa√Īa. Por otra parte, en lo que respecta a la liberaci√≥n hubo unos que pensaron que hab√≠a que liberarse de franceses y espa√Īoles y otros que s√≥lo aspiraban a evitar la influencia francesa.

En otro orden de ideas, Arendt afirm√≥ que ‚Äús√≥lo se puede hablar de revoluci√≥n cuando est√° presente este pathos de la novedad y cuando √©sta aparece asociada a la idea de la libertad‚ÄĚ y en ese sentido, aqu√≠ en Venezuela hubo algo nuevo asociado a la idea de libertad: se fund√≥ una rep√ļblica por lo que es posible hablar de revoluci√≥n, pero, ¬Ņes posible hablar del establecimiento de un nuevo origen? Ciertamente hubo un nuevo origen y este fue establecido desde adentro en la Capitan√≠a General, pero su generaci√≥n y m√°s espec√≠ficamente sus causas fueron la necesidad de restaurar algo perdido que no necesariamente implicaba el establecimiento de un nuevo origen, debido a que el proceso iniciado en el a√Īo 1810 busc√≥ m√°s que la libertad, que en parte signific√≥ para los venezolanos de ese entonces la posibilidad de decidir su propio destino, la liberaci√≥n de un gobierno que estaba imposibilitado para ‚Äúoprimir‚ÄĚ por diversas circunstancias.

El pathos al que se hizo menci√≥n est√° referido al momento a partir del cual las acciones generadas por los protagonistas del proceso, a√ļn en contra de su voluntad, eran irreversibles. En el caso venezolano, la irreversibilidad¬† vino desde afuera y desde adentro. Desde afuera por la incapacidad espa√Īola de ejercer la autoridad y desde adentro por la necesidad de evitar la influencia francesa. Pero a pesar de esta situaci√≥n los cambios acaecidos en el pa√≠s buscaron preservar aquello que se percibi√≥ estaba amenazado, es decir, la religi√≥n[10]. Bajo esta perspectiva, el proceso venezolano tuvo como prop√≥sito, en principio asegurar una situaci√≥n original en cuanto al papel de la iglesia se refiere.

Los independentistas criollos, en general, fueron independentistas en tanto y en cuanto ese acto no fuese una emulaci√≥n del proceso franc√©s no por la orientaci√≥n que este tuvo sino por el hecho que la Francia revolucionaria hab√≠a afectado valores fundamentales de la hispanidad como la religi√≥n y la autoridad. El papel que jug√≥ Miranda en Europa y en EE.UU es fundamental para comprender el proceso venezolano puesto que dedic√≥ parte de su vida a la causa independentista, incluso mucho antes de que en estos parajes se pensara en independencia. Miranda recurri√≥ a Francia, el Reino Unido y EE.UU para conseguir apoyo para su proyecto, pero la cambiante situaci√≥n pol√≠tica europea lo conmin√≥ al final a obrar solo. Si se tiene presente las intenciones de los europeos con respecto a la Am√©rica meridional y la actitud que Miranda asumi√≥ hasta el desembarco en la Vela de Coro se puede afirmar que el Precursor no fue instrumento de los europeos para el logro de sus fines, aunque sirvi√≥ en parte a sus prop√≥sitos. En parte debido a que renunci√≥ en 1806 a luchar por la libertad cuando percibi√≥ que los que iban a ser liberados en cierta forma se sent√≠an ‚Äúlibres‚ÄĚ en la condici√≥n en que se encontraban, y debido al hecho que las principales potencias europeas, luego de la experiencia estadounidense, consideraron √ļtil a sus pol√≠ticas y beneficioso para todos un cambio de circunstancias en el resto del continente.

El fin de la revoluci√≥n es la libertad, pero si en cierta forma el desconocimiento franc√©s nos hac√≠a libres y el estatus de igualdad dado por la Junta de Sevilla nos hac√≠a iguales, entonces aqu√≠ lo que se hizo fue intentar resolver un problema tratando de alcanzar el mayor consenso posible. En Venezuela, el problema que se plantearon los fundadores de la rep√ļblica no fue social, estaba relacionado con la forma de gobierno, no con la ordenaci√≥n de la sociedad. El problema fue pol√≠tico. Entre el periodo que medio entre el 19ABR y la promulgaci√≥n de la primera constituci√≥n republicana se hicieron importantes reformas: unificaci√≥n de las provincias y reforzamiento de su autonom√≠a, libre comercio, supresi√≥n de los derechos de exportaci√≥n, fomento de la agricultura y la industria, abolici√≥n del tributo ind√≠gena, prohibici√≥n de la introducci√≥n de esclavos en el pa√≠s y convocaci√≥n a elecciones para legitimar las nuevas relaciones de poder. Pero, para las elecciones fueron convocados s√≥lo los hombres libres, mayores de veinticinco a√Īos y propietarios de bienes ra√≠ces, restringiendo con ello la participaci√≥n pol√≠tica, por lo que se puede afirmar que para los independentistas venezolanos no hubo diferencias en conceptos tales como propiedad y democracia.

Arendt expres√≥ que toda revoluci√≥n contiene dos elementos al parecer contradictorios: la novedad de la fundaci√≥n y la estabilidad de lo fundado. Como ya se ha podido observar el 19ABR se inici√≥ un proceso pol√≠tico para actuar en contra de la usurpaci√≥n francesa. La respuesta de las nuevas autoridades hizo que dicho proceso tomara el curso de la independencia y el establecimiento de un nuevo origen. Como ya se afirm√≥ no todas las provincias acataron el llamado de Caracas por lo que hubo necesidad de acelerar la fundaci√≥n y asegurar que lo nuevo permaneciera mediante la promulgaci√≥n de una constituci√≥n republicana. La liberaci√≥n, en este contexto, signific√≥ la libertad para unos pocos, pero como esos pocos tambi√©n estaban divididos el problema fue de distribuci√≥n del poder no s√≥lo en lo correspondiente a la forma de gobierno sino a la distribuci√≥n entre los ‚Äúpocos‚ÄĚ liberados.

La primera Constitución fue muy similar a la de los EE.UU, sobre todo en lo que respecta a las ideas de los tres poderes de Montesquieu, la bicameralidad y la autonomía de las provincias. A pesar de estas similitudes, la constitución venezolana de 1811 tenía unas particularidades derivadas de las circunstancias que les habían tocado vivir a los venezolanos. Estas particularidades estaban relacionadas con lo siguiente:

  • Hubo un √©nfasis en defender la religi√≥n, declarada ‚Äú√ļnica del pa√≠s‚ÄĚ.
  • Asum√≠a como derechos fundamentales del individuo la libertad, la igualdad, la propiedad y la seguridad (Art. 152)[11].
  • Declaraba la igualdad de los pardos, de los indios (Art. 200) y prohib√≠an terminantemente el comercio de esclavos (Art. 202).
  • El Poder de la nueva rep√ļblica descansaba en el Poder legislativo.
  • Ten√≠a expresiones propias del proceso franc√©s como ‚Äúvoluntad general‚ÄĚ, ‚Äúsoberan√≠a del pueblo‚ÄĚ, ‚Äúpacto social‚ÄĚ, etc., que no estaban precisados.

Esta constituci√≥n fue aprobada con reservas, especialmente: 1.-) las relativas al poder de la iglesia, 2.-) al desequilibrio de los poderes p√ļblicos, 3.-) la falta de sencillez del texto, 4.-) al desajuste del texto con los usos y costumbres de la poblaci√≥n y 5.-) el fomento de la divisi√≥n del ‚ÄúCuerpo Social‚ÄĚ. Estas observaciones fueron realizadas precisamente por Francisco de Miranda[12]. Para Miranda uno de los problemas que hab√≠a que afrontar en el proceso de cambio era el de la autoridad dada su experiencia en el proceso revolucionario franc√©s. Esta observaci√≥n es pertinente debido a que el poder legislativo destac√≥ por el resto de los poderes y se aprecia que esta particularidad se debi√≥ a la precariedad del consenso alcanzado por los independentistas en todo el proceso.

El √©nfasis en la religi√≥n cat√≥lica observada en todo el proceso evidencia que las bases del sistema colonial erigidas sobre la catequizaci√≥n, el comercio y la industria hab√≠an sido tan fuertes que los fundadores de la rep√ļblica consideraron la necesidad de preservarlas. Esta visi√≥n cat√≥lica era compatible con la visi√≥n pesimista del hombre debido a la idea del pecado original lo cual significaba que esta concepci√≥n iba a tener importantes consecuencias pol√≠ticas como se desprende de todas aquellas concepciones que han seguido la filosof√≠a pol√≠tica de Hobbes, Locke, Rousseau, Kant y otros. En cuanto a los derechos fundamentales se refiere, en la constituci√≥n de 1811 se busc√≥ una inclusi√≥n m√°s amplia de la poblaci√≥n, aunque esta no implicaba necesariamente una mayor participaci√≥n pol√≠tica.

Las expresiones que fueron incluidas en lo que se podría denominar como parte de un léxico revolucionario francés parecieron tener un carácter declarativo, debido a la necesidad de contener las diferencias existentes en los actores involucrados en el proceso, puesto que ese aire francés contradecía el fuerte apoyo dado a la iglesia hecho expresó en ese documento constitutivo.

Al final del documento constitucional se incluy√≥ lo siguiente: ‚ÄúEl t√©rmino de la revoluci√≥n se acerca: apresuraos a llegar a √©l por medio de la Constituci√≥n que os ofrecemos, si quer√©is sumir en la nada los proyectos de vuestros enemigos, y apartar para siempre de nosotros, los males que ellos nos han causado‚ÄĚ. Con esta exhortaci√≥n se buscaba, en primer lugar, incluir a la mayor cantidad de venezolanos posibles (a pesar de las diferencias existentes), con la finalidad de hacer el proyecto pol√≠tico duradero y en segundo lugar, se busc√≥ fijar el proceso con el fin de evitar perturbaciones o al menos determinar sus focos en caso de desavenencias o desacuerdos. Estas dos intencionalidades permiten mostrar la contradicci√≥n referida previamente.

Arendt expres√≥ que ‚Äúninguna revoluci√≥n, ninguna fundaci√≥n de un cuerpo pol√≠tico nuevo, era posible donde masas estuviesen agobiadas por la miseria‚ÄĚ. Partiendo de esta premisa se puede afirmar que Venezuela como una entidad fundada en el nuevo mundo tuvo los atributos del nuevo mundo de acuerdo a la citada filosofa y por lo tanto en este pa√≠s era posible una fundaci√≥n en el sentido estadounidense del t√©rmino. No obstante, el proceso de cambios fue producto de la necesidad de evitar la influencia francesa. En este aspecto hubo consenso, m√°s no en el c√≥mo para lograrlo. Imponer el c√≥mo y su efecto costar√≠a un alto precio debido a las diversas ideas de revoluci√≥n contenidas en el proceso.

El intento constitucional de contener distintas visiones en un proyecto pol√≠tico permite afirmar que se intent√≥ implantar un r√©gimen plural, pero como esta pluralidad no se constituy√≥ en un poder √ļnico, sino m√°s bien en varios poderes, la imposici√≥n y/o supresi√≥n de la diferencia plantear√≠a el conflicto. Conflicto con los que desde el principio se negaron a seguir el proyecto y el conflicto con aquellos que a√ļn habiendo aceptado dicho proyecto pol√≠tico no se consideraron incluidos en condiciones de igualdad por diversas causas, muy a pesar de que los criollos, en parte, se consideraban excluidos con respecto a los peninsulares. Aqu√≠ es pertinente la afirmaci√≥n realizada por Castro quien expres√≥ que los venezolanos quisieron ‚Äú‚Ķser republicanos y liberales, abrazando una religi√≥n, la cat√≥lica, todo ello a un mismo tiempo,‚Ķ sin querer discernir sobre las dificultades de coherencia que esto supone‚ÄĚ.

A pesar de las reformas que hicieron los fundadores de la rep√ļblica, las instituciones creadas parecen que no fueron hechas para limitar el poder del gobierno sino para llenar el vac√≠o dejado por Espa√Īa bajo un ropaje ilustrado. Bajo estas premisas se puede afirmar que en Venezuela hubo, en general, un proceso revolucionario, en las dos perspectivas referidas por Arendt, es decir, 1.-) hubo un proceso revolucionario de prop√≥sito copernicano para restaurar lo hisp√°nico frente a lo franc√©s, que signific√≥ un nuevo origen: la independencia, con lo cual nos encontramos en presencia de una situaci√≥n similar a la vivida por los estadounidenses y 2.-) hubo un cambio s√ļbito y repentino de circunstancias que hicieron a Espa√Īa incapaz de ejercer la soberan√≠a en Venezuela que nos impulsaron a sangre y fuego a seguir un camino diferente. En esos procesos simult√°neos y sucesivos tambi√©n se presentaron otros procesos de car√°cter revolucionario: la de aquellos que pretendieron regresar al esp√≠ritu de la Junta de Sevilla y los que pretendieron regresar al absolutismo espa√Īol. Ante esta situaci√≥n, los venezolanos se encontraron ante una situaci√≥n an√°loga a la vivida por los franceses y estos hechos permiten afirmar que se produjo un proceso revolucionario de car√°cter copernicano que har√≠a que se perdiera el prop√≥sito y se regresara posteriormente, al menos por pocos a√Īos, a la situaci√≥n colonial.

Teniendo presente lo expresado del proceso venezolano, es posible afirmar ahora que en una revisión a posteriori del modelo arendtiano sobre el origen y sus implicaciones en el concepto de revolución, se puede inferir también que el proceso francés contuvo diversas concepciones de un nuevo origen que además de presentarse de forma sucesiva, también estuvieron presente de manera simultanea en todo el transcurso del proceso hasta que se produjo la restauración napoleónica. Los nuevos orígenes estuvieron relacionados con: 1.-) en acabar con la política del terror desatada por Robespierre y restaurar a la libertad como el objetivo del proceso tal como se evidenció en la propuesta primero de Danton y posteriormente de Miranda y 2.-) en restaurar el orden perdido para poder preparar al país para la defensa frente a las otras potencias europeas[13]. En ambos momentos estuvo también presente la idea de la restauración borbónica por lo que se puede concluir que la idea que prevaleció del origen contuvo su contradicción ya que fue planteada de diversas formas y la imposibilidad de superar esas contradicciones generó la circularidad que hizo que se regresara a la situación previa.

Ahora bien, la pregunta subsiguiente es: ¬ŅEn el proceso independentista norteamericano estuvieron presente tambi√©n lo sucesivo y lo simult√°neo encontrados en el proceso revolucionario franc√©s y venezolano? De acuerdo a Arendt, el criterio de validez que dio inicio al proceso estadounidense fue el consenso, y este se sustent√≥ en la posibilidad de sustentar opiniones ‚Äúen nombre de lo que se consideraba valido‚ÄĚ. Consecuentemente, lo valido que en las Trece Provincias produjo el consenso fue la certeza de un perjuicio y este perjuicio tuvo una causa. Las opiniones que se produjeron estaban relacionadas con el c√≥mo salir de la situaci√≥n desventajosa, no con la causa que hab√≠a originado el perjuicio que era contrastable emp√≠ricamente y ello permite afirmar que el proceso que produjo la independencia en Am√©rica del Norte fue eminentemente racional.

Siendo la ratio, la base por medio del cual se sustent√≥ el consenso que produjo el proceso estadounidense, faltar√≠a determinar las razones que sustentaron la decisi√≥n inglesa que produjo la ruptura, sobre todo debido a que la experiencia obtenida por los ingleses en las guerras libradas contra Espa√Īa y Francia entre 1739 y 1807, les hab√≠a ense√Īado la poca factibilidad de conquistar nuevos territorios, caracterizados por su inmensidad, sin la ayuda de su poblaci√≥n y la dificultad de defenderlo si hay hostilidad de la misma poblaci√≥n dentro de un contexto de guerra internacional.

Entendidas así las cosas, en EE.UU hubo una revolución que se sustentó en un criterio de verdad, debido a que las circunstancias que la produjeron, fueron en principio contrastables empíricamente. La circunstancia que produjo la revolución francesa se fundó en un criterio de verdad no contrastable empíricamente puesto que el fin original fue cambiado durante el proceso, dando origen a otros procesos que sólo en el presente ha estudiado Antonio Negri. Para finalizar, en el caso venezolano operaron varios criterios de verdad en un contexto signado por la complejidad que impidió sentar las bases por medio de las cuales se pudiese construir un consenso. Esta realidad hizo que dentro del proceso revolucionario venezolano se produjeran simultáneamente otros procesos con los resultados conocidos.

Consecuentemente, la duda que se presenta es la de saber a partir de que momento es posible usar la expresi√≥n ‚Äúconsenso‚ÄĚ en un proceso signado por la racionalidad.Revoluci√≥n

Destacado

Venezuela: Guerra econ√≥mica contra el pa√≠s tiene ‚Äúhoras contadas‚ÄĚ ‚ÄĒ La verdad oculta

La guerra econ√≥mica de EE.UU. contra Venezuela ‚Äėtiene su fecha de fin‚Äô con las nuevas medidas de Nicol√°s Maduro, asegura el vicepresidente‚Ķ V√≠a La Verdad Oculta¬†http://j.mp/2Ar3iIj

a trav√©s de Venezuela: Guerra econ√≥mica contra el pa√≠s tiene ‚Äúhoras contadas‚ÄĚ ‚ÄĒ La verdad oculta

Destacado

Presidente Nicol√°s Maduro debate Programa de Recuperaci√≥n Econ√≥mica con directiva del Psuv ‚ÄĒ prensa bolivariana

Por: Vera| VTV.MIPPCI.GOB.VE Caracas, 27 de julio de 2018.- Este jueves el presidente de la Rep√ļblica Bolivariana de Venezuela, Nicol√°s Maduro, se reuni√≥n con el Comit√© Pol√≠tico del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), al que present√≥ el Programa de Recuperaci√≥n Econ√≥mica. Mediante su cuenta Twitter @NicolasMaduro, el Mandatario nacional comparti√≥ un mensaje acompa√Īado de un video en¬†[‚Ķ]

a trav√©s de Presidente Nicol√°s Maduro debate Programa de Recuperaci√≥n Econ√≥mica con directiva del Psuv ‚ÄĒ prensa bolivariana

LA VERDAD OCULTA POR LOS MEDIOS DE COMUNICACI√ďN DE LA DERECHA

Gobierno de Bolivia inaugura la Casa Grande del Pueblo
Morales expresa que con la inauguración de este patrimonio se reivindica al pueblo boliviano.
El Gobierno de Bolivia ratifica su compromiso cultural y social con el pueblo a través de la inauguración de esta estructura para el recibimiento de todos por igual.  Leer Más
Santos reconoció al Estado palestino antes de entregar el poder
Colombia era el √ļnico pa√≠s suramericano que no hab√≠a reconocido a Palestina como Estado. el √ļltimo en hacerlo fue Uruguay en 2011.
El comunicado firmado por la excanciller colombiana, insiste en necesidad de redoblar esfuerzos de paz para el Medio Oriente y en particular para el largo conflicto entre Israel y Palestina. Leer Más
Tras el intento de magnicidio, las venezolanos marcharon a favor del presidente Maduro
EVTV, Europa Press, Univisión, El Comercio, NTN 24 han usado sus plataformas para cuestionar el intento de magnicidio perpetrado contra Nicolás Maduro.
Los actos terroristas promovidos por la oposici√≥n nicarag√ľenses han dejado un saldo de 197 muertos y cientos de heridos.
Entre los sectores donde se presentaron las mayores caídas se encuentran edición e impresión, alimentos, textiles y automotriz.
Lula da Silva, quien lidera las encuestas a la presidencia de Brasil, no podr√° participar en el primer debate presidencial.
Simpatizantes a favor y en contra del aborto se mantuvieron a las afueras del Congreso, en espera de la votación
La ex jefa de Estado (d) criticó que el Senado no haya presentado otras opciones para tratar la interrupción voluntaria del embarazo.
Durante su intervenci√≥n, CFK pidi√≥ mayor claridad para tocar el tema dado que¬†‚Äúel aborto existe en la Argentina, sucede, estemos o no estemos de acuerdo‚ÄĚ.
Varias personas solicitaron un fallo a favor de la igualdad entre personas del mismo sexo.
El Parlamento tiene 18 meses para cumplir la ordenanza de la Corte Interamericana de Derechos Humano en favor de la unión.
Gran cantidad de personas también se expresaron en contra del proyecto.
Ahora se espera una serie de movilizaciones para responder al rechazo de los senadores a la interrupción voluntaria del embarazo.
Ramiro Rivadeneira Silva rechazó el accionar del Ejecutivo ecuatoriano con el fundador de WikiLeaks.
Para el abogado constitucionalista los medios de comunicación ocultan los logros de los Gobiernos de izquierda, por motivos tanto económicos como políticos.
Los artículos 242 y 14 inciso 6 del Código de Familia, y el artículo 4 inciso m de la Ley de Persona Joven son los que se podrían declarar inconstitucional.
Antes del 15 de agosto Tribunal Constitucional de Costa Rica deberá decidir si declara inconstitucional tres artículos de sus leyes vigentes.
Aunque el sismo ocurrió cerca de El Salvador, Guatemala y Honduras, la intensidad en tierra firme no fue tan fuerte.
Las autoridades no han indicado si hubo da√Īos en el territorio por el evento sismol√≥gico, pero alertaron ante las lluvias registradas en el pa√≠s.
Mujeres que apoyan la despenalización del aborto aconsejaron a Macri que debe importarle el resultado.
‚ÄúNo es un partido de f√ļtbol,¬†hablamos de muertas por abortos clandestinos‚ÄĚ, fue una de las respuestas que recibi√≥ el mandatario argentino.
Bachelet fue nombrada en 2010 como primera directora ejecutiva de ONU- Mujeres.
Michelle Bachelet marcó su mandato de la Presidencia de Chile con su trato hacia el pueblo mapuche.
Como balance de los tranques contabilizó 1.531 en todo el país centroamericano.
La Policía de Nicaragua informó el incremento de delitos comunes durante los meses que se registraron las acciones de grupos violentos.
Si rechazan la iniciativa, no podr√° volver a discutirse en el Congreso hasta despu√©s del 1¬į de marzo de 2019, fecha en que inicia un nuevo per√≠odo legislativo.
Miles de argentinos esperan en las cercanías del Senado por la votación de la ley,  que ya cuenta con media sanción de la Cámara de Diputados.
Luego de que se demostrara que el auto que estaba apostado a las afueras del Instituto Patria era de la AFI, la agencia reconoció su responsabilidad.
Un auto de marca Wolkswagen Voyage se mantenía desde el pasado viernes a las afueras del Instituto Patria vigilando la entrada y salida del personal.
El canciller venezolano entregó un informe al encargado de negocios de EE.UU. en Caracas, James Story.
El Gobierno de Venezuela entregó un informe al funcionario estadounidense sobre las pruebas preliminares del atentado y solicitó su colaboración.
El TSJ declaró procedente el enjuiciamiento contra el diputado opositor Juan Requesens y pide detención de Julio Borges.
La ANC aprobó al TSJ detener y enjuiciar a los diputados Julio Borges y Juan Requesens por estar vinculados al magnicidio contra Nicolás Maduro.
El diputado Julio Borges fue presidente de la Asamblea Nacional (AN) y actualmente se encuentra fuera del pa√≠s, seg√ļn indicaron las autoridades.
El máximo ente judicial del país ordenó la captura de miembros de las Fuerzas Armadas (FF.AA.) implicados en el hecho.
"Ahora nos corresponde asimilar correctamente los sentimientos expresados por el pueblo al emitir el sufragio", sostuvo el presidente electo de México.
‚ÄúLa gente vot√≥ por un Gobierno honrado y justo‚ÄĚ, expres√≥ AMLO al recibir la constancia que lo acredita como presidente electo.
El presidente Evo Morales debía usar la medalla en la Parada Militar que se realiza en Cochabamba este miércoles.
Un oficial encargado de proteger la medalla presidencial permanece detenido, informaron medios locales.
Juez argentino contradice el pedido de la Corte Interamericana de Derechos Humanos al ordenar traslado de Milago Salas. 
Defensa de Milagro Sala presentó el recurso de hábeas corpus solicitando se cumpla el fallo de la CIDH en el caso de la activista argentina.
Los autores del atentado serán imputados por los delitos traición a la patria, homicidio intencional calificado en grado de frustración.
En declaraciones del Ministerio P√ļblico de Venezuela, el fiscal Tarek William Saab¬†mencion√≥ que los financistas¬†de esta operaci√≥n est√°n ubicados en Colombia y Estados Unidos.
Una vez m√°s el mandatario de Bolivia reitera su total apoyo a la democracia venezolana.
El jefe de Estado boliviano defiendió la paz y la soberanía de América del Sur de planes intervencionistas de Colombia y Estados Unidos.
Hace 17 a√Īos, Chile derog√≥ la pena de muerte. Este martes nuevamente fue rechaza por 111 votos en contra y 13 a favor.
La moción por reinstaurar la pena de muerte introducida ante el Congreso por la diputada pinochetista Camila Flores, recibió un contundente rechazo.
Fujimori fue condenado a 25 a√Īos de c√°rcel por la autor√≠a mediata de las matanzas de La Cantuta y Barrios Altos.
El Juzgado Supremo de Instrucción revisará el recurso para ver si cumple las normas establecidas en la Convención Americana de Derechos Humanos.

Las horas de trabajo perdidas por huelga aumentan casi un 50 por ciento respecto al a√Īo pasado ‚ÄĒ Movimiento Pol√≠tico de Resistencia

Las horas de trabajo perdidas por huelga superaron los 9,28 millones en los siete primeros meses del a√Īo, lo que supone un aumento del 46,4 por ciento respecto al mismo periodo de 2017, aunque el n√ļmero de huelgas en el periodo ascendi√≥ a 332, un 36,5 por ciento menos, seg√ļn el √ļltimo informe de¬†la‚Ķ

a trav√©s de Las horas de trabajo perdidas por huelga aumentan casi un 50 por ciento respecto al a√Īo pasado ‚ÄĒ Movimiento Pol√≠tico de Resistencia